La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha asegurado este viernes que la acogida del barco Aquarius, que llegará el próximo domingo al puerto de Valencia, es un «aldabonazo en Europa» para afrontar «de una vez por todas» las políticas de inmigración en la Unión. Así lo ha subrayado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, en la que ha detallado que en el operativo de acogida de los 629 inmigrantes, que previsiblemente desembarcarán alrededor de las 11 de la mañana del domingo, intervienen ocho ministerios coordinados desde la vicepresidencia por Carmen Calvo.

  • Carmen Calvo coordina los 8 ministerios. Será Fomento, el departamento de Jose Luis Ábalos, el que coordine en tierra las actuaciones de llegada de las tres embarcaciones, una de ellas el Aquarius, además de dos italianos.  «Volvemos a dar un aldabonazo en Europa con esta cuestión», ha dicho Celaá en referencia a la acogida de los inmigrantes para añadir que España acudirá al próximo Consejo Europeo de Migraciones para insistir en «la importancia para Europa» de afrontar estos flujos migratorios. Preguntada por el trato y el tipo de protección que recibirán estas personas, Celaá ha asegurado que España «no pude descartar nada». «La única excepcionalidad es que ha habido un acto solemne y profundo de solidaridad de prestación de auxilio a 629 personas que estaban zozobrando en el Mediterráneo».
  • Protección «individualizada». Preguntada por el trato y el tipo de protección que recibirán estas personas, Celaá ha asegurado que España «no pude descartar nada». «La única excepcionalidad es que ha habido un acto solemne y profundo de solidaridad de prestación de auxilio a 629 personas que estaban zozobrando en el Mediterráneo». Así, a la hora de determinar si pueden recibir algún tipo de protección, se iniciará el estudio de cada caso de «forma individualizada».
  • Mujeres embarazadas y niños. Los 629 del Aquarius recibirán una primera asistencia sanitaria dentro del barco y, posteriormente, se les ofrecerá toda la atención que «necesiten», especialmente las seis mujeres embarazadas y los más de cien menores que están a bordo, en cuyo caso será «especial». «Se les tratará uno a uno para saber dónde se les acomoda y para proveer todas sus necesidades», ha puntualizado.
  • «No habrá efecto llamada». El Ejecutivo ha negado que la decisión que ha tomado con el buque vaya a tener un efecto llamada: «No hay tal efecto, es una cuestión de democracia y de recursos económicos. Y, cuando se vive de manera muy pobre, las personas se arriesgan y cruzan el mar para poder vivir mejor».  Según la ministra de Educación, los países de origen tienen información sobre cómo se vive en Europa y opina por tanto que la decisión española no va a multiplicar la llegada de más inmigrantes.
  • Cruz Roja: 1.000 personas. Más de mil personas componen el dispositivo puesto en marcha por Cruz Roja para la recepción y primera atención de los inmigrantes que llegarán en el Aquarius. Así lo ha explicado a los medios Pedro Redón, de la dirección de Cruz Roja en Valencia, ante la antigua sede del equipo suizo de vela Alinghi, en La Marina, que será utilizado por la organización humanitaria como su sede logística durante el tiempo que dure la llegada de los inmigrantes. Los puntos de recepción aún no han sido concretados y se harán «según las necesidades y en coordinación» con los gobiernos nacional y autonómico, ha dicho Redón para añadir que lo primero que harán cuando desembarquen es hacer una valoración sanitaria y psicosocial. Los voluntarios trabajarán en turnos de entre 10 y 12 horas, un personal «formado y preparado» en emergencias como esta, según el portavoz de Cruz Roja.
  • Más de 70 abogados.  La junta de gobierno del Colegio de Abogados de Valencia (ICAV) se ha reunido con los letrados interesados en dar asistencia «de la mejor manera posible» a los inmigrantes, y han estimado que harán falta 70 personas para ayudarles jurídicamente y poder «analizar caso por caso». Una de las encargadas del área de Turno de oficio del ICAV, Ester Sanchís, ha afirmado que trabajan para que «cuando se produzca la llegada, esté todo preparado para recibirlos y ofrecerles la asistencia jurídica que necesiten ‘in situ’, de forma inmediata y durante todo el tiempo que sea necesario». «Es muy importante que les informemos de los derechos que tienen, tanto bajo nuestra legislación como bajo la legislación de la Unión Europea», ha apuntado Sanchís, quien también ha agregado que «las mujeres embarazadas y los niños ya disponen de una protección especial, pero los demás casos deben analizarse de forma individual».
  • Coordinación de Supermercados. El director de la Asociación de Supermercados de la Comunidad Valenciana (Asucova), Pedro Reig, ha afirmado hoy que se coordinarán con la Marina de Valencia para que los recién llegados reciban una «dotación básica de higiene, comida sólida, líquido o protección solar», entre otros productos. El procedimiento se dividirá en dos fases, la primera a la llegada de los barcos al puerto de Valencia, en la que ofrecerán un servicio de cáterin para «dar más platos de comida caliente» y el resto de «dotación básica»; y la segunda a partir de los días posteriores en los que Asucova estará «a la espera de que Cruz Roja» les indique cómo trabajar.