Política Aznar, sobre Gürtel

"No acepto que se hable de la época de Aznar como diana para intentar justificar errores"

logo
"No acepto que se hable de la época de Aznar como diana para intentar justificar errores"

El presidente del Gobierno, José María Aznar. EP

Resumen:

El ex presidente del Gobierno José María Aznar califica de «inaceptable» la corrupción, pero considera que «no se puede generalizar». Así lo ha manifestado en una entrevista publicada en el diario El Mundo, donde al ser cuestionado sobre la financiación ilegal del PP y el caso Gürtel, responde: «Yo soy muy consciente de que se dice: ‘Nosotros hemos pagado el precio de cosas que vienen de la época de Aznar’. Bueno, ¿qué es eso de ‘la época de Aznar’? No acepto que se hable de ‘la época de Aznar’ como diana para intentar justificar errores».

«Yo he procurado dar ejemplo de combate contra la corrupción de una manera continua, cuando tuve responsabilidades. Creo que poner el ventilador en las cuestiones de la corrupción es un error. En el tratamiento de esa cuestión, el PP ha puesto el ventilador contra sí mismo, un error absolutamente garrafal», explica en la entrevista en la que dice entender que personas puedan «sentirse decepcionadas», que puedan pensar que «fallaron controles». Aún así, dice que «hay que concentrar las cosas desde el punto de vista de las responsabilidades individuales, que son al final las determinantes».

El que fuera presidente del Gobierno entre 1996 y 2004 señala sobre su sucesor al frente del partido, Mariano Rajoy, que le «preocupa mucho que no haya sido capaz de resolver un golpe de Estado» y considera que «o el PP se renueva o dejará de ser partido de Gobierno».  No obstante, afirma que se mantendrá al margen de las elecciones a la presidencia de su partido.

Preguntado por las virtudes de Rajoy como sucesor, Aznar explica que no es «profeta» ni «adivino». «Rajoy -al que desea mucha suerte- era lo menos… El que tenía menos inconvenientes en un momento determinado».

Le preocupa que Rajoy no haya resuelto «un golpe de Estado» y considera que «o el PP se renueva o dejará de ser partido de Gobierno»

En la entrevista asegura que legó «un espacio político integrado tras un ejercicio de ensanchar las bases del partido. Hay que reconstruirlo. Un centroderecha unido es necesario», opina el ex presidente, que añade que «el PP pierde sus referencias en 2008 cuando acepta los planteamientos que sobre él hace la izquierda. Por eso pierde respaldo».

Explica Aznar que «en política, cuando difuminas tu posición creyendo que con eso ganas más votos y provocas menos rechazo, tienes menos votos y más rechazo». Agrega que le cuesta mucho aceptar «lecciones de personas que se han dedicado a intentar enterrar 14 años de historia del PP». «La lealtad no es el silencio», considera.

Preguntado por Ciudadanos, el ex líder del PP dice que Albert Rivera «tendrá que elegir entre ser coprotagonista de la refundación del centroderecha o ser el actor secundario de la izquierda».