El movimiento ‘Ospa’ de Alsasua ha recuperado su tradicional jornada en contra de la presencia de la Guardia Civil en el municipio, suspendida el año pasado con motivo del juicio contra ocho jóvenes del municipio navarro acusados y condenados por la agresión de dos agentes y sus parejas. La convocatoria, hecha para el próximo 1 de septiembre, se presenta bajo el lema «Nos levantaremos de las llamas más fuertes que nunca». En esta ocasión en el cartel anunciador no existen referencias explícitas a la Guardia Civil, como sí figuraba en ediciones anteriores. Sobre la palma de una mano, una gran llamarada aparece bajo la convocatoria en el que el dibujo de una persona simula el lanzamiento de lo que se asemeja a una granada.

El Movimiento Ospa llama a participar para luchar contra la «represión». Asegura que «sabemos quienes son los que quieren, por medio de escarmientos, extender el terror en la sociedad, ellos son los terroristas». En el manifiesto por el ‘Ospa Eguna’ se hace referencia al encarcelamiento de siete de los ocho jóvenes condenados por la agresión a dos agentes y sus parejas la madrugada del 15 de octubre de 2016, afirmando que con su juicio «dejan claro para quién hay justicia y para quién hostigamiento».

En el comunicado, el colectivo señala que no dará por bueno un sistema que «encarcela a quienes cogen el compromiso de cambiar la sociedad» y por otros lado «deja libres a violadores». Añaden que ante «las embestidas» del Estado «no podemos quedarnos callados». Llaman a defender «nuestras espaldas colectivamente» frente al camino «represivo» que se ha iniciado con la Ley Mordaza, la reforma del Código Penal o la situación laboral, etc: «La lucha antirepresiva es más necesaria que nunca». Finalmente, y antes de reclamar la puesta en libertad de los siete jóvenes encarcelados, instan a secundar el ‘Ospa Eguna’ para demostrar «nuestro rechazo a todas las fuerzas represivas, ¡que sea una demostración de fuerza ante la represión!»: «¡Ni os queremos ni os necesitamos!».

La Fiscalía vinculó a dos de los jóvenes condenados al movimiento ‘Ospa’ para justificar su animadversión hacia la presencia de la Guardia Civil en Alsasua. José Perals afirmó durante la vista oral celebrada en la Audiencia Nacional que Jokin Unamuno y Adur Ramírez de Alda, ambos condenados a 12 años de prisión por un delito de atentado y lesiones, figuraban como impulsores del movimiento.

‘Ospa Mugimendua’ fue creado en 2011 y anualmente organiza actos para reivindicar la salida de la Guardia Civil de la localidad. Lo ha venido haciendo en jornadas a las que ha imprimido un carácter festivo y que se celebraban en un clima de parodia y mofa del Cuerpo, a través de representaciones teatrales y vídeos divulgados por las redes en los que se ridiculiza a la Guardia Civil.