La Policía Nacional ha detenido al alcalde de Arroyomolinos (Madrid), Carlos Ruipérez, de Ciudadanos, y a un teniente de alcalde de la localidad en el marco de la macrooperación en decenas de ayuntamientos por posibles amaños en la contratación de servicios de tráfico y gestión de multas. Fuentes de la investigación han indicado a Efe que entre la treintena de detenidos figura este alcalde y uno de los tenientes del Consistorio.

Se investigan posibles delitos de cohecho, tráfico de influencias, prevaricación, negociaciones prohibidas a funcionarios, revelación de secretos oficiales, malversación de caudales públicos, delitos contra la hacienda pública, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

Es la primera vez que Ciudadanos resulta salpicado en un caso de corrupción, y ya se ha saldado con varias detenciones de cargos de la formación naranja. Las primeras en conocerse han sido las del asesor del partido en la Diputación de León Sadat Maraña y la del portavoz en el Ayuntamiento leonés de San Andrés de Rabanedo, Juan Carlos Fernández. Ambos han sido inmediatamente suspendidos de militancia, como han informado fuentes del partido, al conocer su detención, al igual que ha sucedido con Ruipérez. Ahora, la formación estudia los siguientes pasos en relación a la alcaldía del municipio.

En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, el secretario general del partido, José Manuel Villegas se ha mostrado contundente a la hora de tomar medidas: “No nos va a temblar el pulso”, ha avisado, y ha adelantado que la formación procedería a la “suspensión de militancia si se producen detenciones, y expulsiones del partido si hay imputaciones”.

Ciudadanos ha remitido, además, un comunicado en el que muestra su “agradecimiento” a jueces, fiscales y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado “por su lucha contra la corrupción”, con la que el partido está comprometido, y recuerda que sólo uno de los cerca de cincuenta ayuntamientos investigados en esta macrooperación de la UDEF está dirigido por Ciudadanos.

“A Cs nunca le temblará el pulso para luchar contra la corrupción. Esperamos que PP y PSOE, con decenas de cargos que tienen implicados, actúen con la misma celeridad y contundencia que Cs”, añade el comunicado, en el que reclaman “decisiones firmes y contundentes ante cualquier caso de corrupción”.