Ciudadanos ha amanecido este martes involucrado en una macrooperación de la UDEF contra varios ayuntamientos de Madrid, Cataluña y Castilla y León que incluye uno de los consistorios liderado por la formación naranja, el de Arroyomolinos (Madrid), y afecta a varios cargos en la Diputación de León que ya han sido suspendidos de militancia.

En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, el secretario general del partido, José Manuel Villegas, que ha sido presentado por Albert Rivera, ha querido seguir la línea de Ciudadanos en los diferentes casos de corrupción cuando han afectado a otros partidos y se ha mostrado contundente a la hora de tomar medidas: “No nos va a temblar el pulso”, ha avisado Villegas.

Sin hacer referencia a nombres concretos, Villegas ha adelantado que habrá “suspensión de militancia si se producen detenciones, y expulsiones del partido si hay imputaciones”. Precisamente al confirmarse las primeras detenciones, Ciudadanos ha suspendido de militancia a su ex coordinador y actual asesor del partido en la Diputación de León Sadat Maraña y al portavoz en el Ayuntamiento leonés de San Andrés de Rabanedo, Juan Carlos Fernández, detenidos en la operación por amaños de multas.

Esta operación contra la corrupción es la primera que salpica a la formación de Albert Rivera. En Cataluña, si bien los tres ayuntamientos afectados -Lleida, Mollet y Tiana- están gobernados con el PSC, el primero de ellos lo hace en coalición con Ciudadanos.

Los hechos investigados podrían constituir delitos de prevaricación administrativa, fraude a la administración pública, revelación de información privilegiada, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, cohecho, falsedad documental por funcionario público y por particular, alteración del precio de concurso público y pertenencia a organización criminal.