El alcalde de Arroyomolinos, Carlos Ruipérez, ha sido trasladado al Hospital Clínico San Carlos en estado reservado tras haber sufrido, probablemente, un infarto, han informado a Europa Press fuentes próximas al dirigente municipal.

Un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid ha informado a Europa Press que el servicio de emergencias ha recibido una llamada a las 11.16 horas alertando de que un varón de 56 años se encontraba en mal estado. Hasta el lugar ha acudido una UVI del SUMMA, que ha atendido al alcalde con un posible infarto y que le ha trasladado al Hospital Clínico en estado reservado.

El regidor ha sido intervenido quirúrgicamente y su permanece estable dentro de la gravedad, según indican a Europa Press fuentes conocedoras del estado de salud del alcalde, que ha sido trasladado al centro hospitalario tras manifestar que sufría un fuerte dolor en el pecho.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de la localidad explican en un comunicado que el primer edil se encontraba en una reunión del equipo de Gobierno municipal cuando comenzó a sentirse indispuesto y presentaba dificultades para respirar.

Ante tal circunstancia, se llamó a los servicios sanitarios del 112 que le atendieron en primera instancia y realizaron las primeras pruebas, para luego proceder a su traslado al hospital ante posibles complicaciones de su estado de salud.

Por otro lado, el Consistorio agradece el “interés y respeto” mostrado por los trabajadores municipales cuando se ha conocido la información sobre el problema de salud de Ruipérez.

Se da la circunstancia de que el alcalde, que se presentó en las elecciones por Ciudadanos, fue detenido el pasado martes en el marco de la operación Enredadera sobre amaños en contratos de gestión policial, y posteriormente, quedó en libertad con cargos.

Tras lo ocurrido, desde Ciudadanos anunciaron su suspensión de militancia y le pidieron ayer que dimitiera porque si no, le expulsarían del partido. Sin embargo, el regidor sostuvo ayer que continuaría en el cargo “en tanto su situación procesal” no quedara “perfectamente definida”.

Esta misma mañana, el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, le ha pedido que reflexionara sobre lo ocurrido y que dimitiera. También ha recordado que el partido estaba tramitando su expulsión.