Nacional | Política

Casado responde a Santamaría: “No me he presentado para conseguir un cargo”

El candidato rechaza los ofrecimientos de su contricante, que ha abierto la puerta a la posibilidad de ofrecerle la secretaría general del partido

logo
Casado responde a Santamaría: “No me he presentado para conseguir un cargo”
Pablo Casado, en un homenaje a las víctimas del terrorismo en Madrid.

Pablo Casado, en un homenaje a las víctimas del terrorismo en Madrid. EFE

Resumen:

Pablo Casado ha salido este sábado al paso de las invitaciones a aunar sus fuerzas con las de Soraya Sáenz de Santamaría en una lista común para el congreso del PP que está previsto para los próximos 20 y 21 de julio.

Ante las insinuaciones de Santamaría de que podría ofrecerle la secretaría general del partido, Casado replica que su candidatura no busca un cargo, ni “hacer lo mismo con los mismos”, sino “recuperar una buena base electoral de 11 millones de votos”.

Frente al mensaje de Santamaría de que se debe respetar su victoria en la primera fase de votación, el exvicesecretario del PP responde que su candidatura se situó apenas un 2% por detrás en esa votación y que hasta un 63% de los militares optó por candidatos diferentes a la vencedora.

Casado ha defendido su sintonía con María Dolores Cospedal, al tiempo que miembros de su candidatura han intensificado en las últimas horas los contactos con la gente cercana a la líder del PP en Castilla-La Mancha, para perfilar un pacto entre ambos.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, ha defendido este sábado la validez del sistema de elección a dos vueltas del presidente del partido, pero considera que sería bueno que se alcanzara una candidatura única y fuerte.

Pablo Casado sigue adelante con su objetivo de dirigir el Partido Popular. El político madrileño ha respondido este sábado a las invitaciones de la otra candidata en liza, Soraya Sáenz de Santamaría a pactar una lista única y evitar el confrontamiento en el congreso que se celebrará los próximos 20 y 21 de julio recordando que las reglas “no se pueden cambiar a mitad de partido” y que “hay que jugar la segunda parte”.

Sáenz de Santamaría, que resultó vencedora en la votación de los militantes el pasado jueves, por un margen de poco más de 1.500 votos, ha tratado de atraer a Casado para formar una candidatura unitaria, dejando abierta la puerta, en sendas entrevistas en El Mundo y Cadena Cope, a ofrecer a su rival la secretaría general del PP.

A esta invitación, Casado ha replicado que “no me he presentado para un cargo ni para hacer lo mismo con los mismos. Si alguien se ha presentado a este congreso para mantener su estructura de poder no es mi caso”. De hecho, considera que no es de recibo que se hable de cargos cuando los problemas son otros, ya que si el PP quiere volver a gobernar tiene que hacer “todo lo que no se ha hecho, aplicar el 155 de forma adecuada, bajar impuestos, acompañar a las víctimas”, y ser “un partido ganador sin bisagras y sin depender de nadie”, ha explicado, precisamente, tras asistir a un homenaje a las víctimas del terrorismo en el Parque del Retiro de Madrid.

En este sentido, Casado también ha advertido de que no ha “llegado hasta aquí para que no cambie nada”, ya que su modelo de partido “no es para hacer lo mismo con los mismos”, sino para “recuperar una buena base electoral de 11 millones de votos”.

Señala que su modelo de partido “no es para hacer lo mismo con los mismos”

Antes de la replica de su oponente, la exvicepresidenta ha recalcado su idea de que lo conveniente es que el 20 y 21 de julio los compromisarios respalden lo decidido el pasado jueves por los militantes, que votaron mayoritariamente a su candidatura para presidir el PP. En su opinión, el partido, que tradicionalmente ha defendido que las listas más votadas deben ser las que gobiernen en las distintas administraciones, debe ser coherente, para no debilitar su mensaje político.

A este respecto, Casado ha subrayado que su candidatura quedó a apenas un 2% de la de Sáenz de Santamaría y que hubo hasta un 63% de los afiliados que no la votaron a ella. Asimismo, el candidato mantiene la mano tendida a la posibilidad de aunar fuerzas con la exsecretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, que quedó apeada de la lucha por dirigir el PP en la votación del pasado jueves. “Con Cospedal me unen unos principios, unos valores y una estructura de partido con la que me siento identificado. Al igual que al resto de compromisarios intentaré convencerles de que este proyecto es el suyo, que se pueden sentir integrados y que quiero hablar de futuro, de lo que hace falta en España”, ha comentado Casado.

Intensas negociaciones

De hecho, fuentes internas del PP aseguran que los movimientos de la candidatura de Casado para asegurarse el respaldo de los afines a Cospedal se han intensificado en las últimas horas, con un continuo flujo de llamadas con el fin de perfilar la estrategia del pacto entre ambos.

Según estas fuentes, personas cercanas a Pablo Casado, como Javier Maroto, Teo García o Belén Hoyo están al frente de estas conversaciones entre los dos grupos.

Teniendo en cuenta todo esto, el ex vicesecretario de Comunicación del PP rechaza las voces que reclaman una lista única que respete el voto de la militancia. “Hay una desinformación sobre el proceso y las normas de este congreso. Escuchar a los mismos que las han aprobado criticarlas es un poco complicado de entender”, ha apuntado, al tiempo que ha explicado que el congreso “tiene dos vueltas, con el mismo cuerpo electoral y los mismos inscritos”.

A esta cuestión se ha referido también este sábado el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, quien ha defendido que “sería bueno” que se alcanzara una candidatura unitaria, “y estoy convencido de que lo vamos a conseguir, que haya una candidatura muy fuerte, única, que se puede conseguir antes, durante y después del Congreso”. No obstante, Feijoo ha subrayado la legitimidad y democracia del sistema de dos vueltas que determina la elección del presidente del PP.

Feijoo cree que sería bueno que haya una candidatura única y fuerte

Santamaría, por su parte, ha apuntado en las entrevistas concedidas este sábado que lo mejor para el partido sería conseguir esa unidad de acción que asegure un “proyecto transversal”, que, en su opinión, “sería lo que más reflejaría a un partido tan grande como el PP”.

Su oponente, en cambio, se muestra firme en su decisión de seguir adelante con la lucha, aunque, matiza que esto no implica su rechazo a la unidad de acción en el partido. “No digo que no haya una unidad, he sido el primer candidato que dijo que esta candidatura era la de todos, pero los afiliados tienen que decidirlo en el congreso”, ha comentado, antes de anticipar que si no gana va a estar con quien gane “de forma leal y sin pedir nada a cambio”.