Unidos Podemos pedirá que el Rey emérito Juan Carlos I acuda al Congreso de los Diputados a dar explicaciones tras las revelaciones de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, consultora afincada en Mónaco próxima a Juan Carlos I, que afirma que el ex jefe del Estado le utilizó como testaferro para ocultar patrimonio y propiedades en el extranjero y que contaba con cuentas en Suiza a nombre de su primo. Así lo ha confirmado el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, que ha adelantado que pedirán la apertura de una comisión de investigación en el Parlamento para estudiar el caso.

“Vamos a pedir una comisión de investigación”, ha defendido Garzón, que se ha mostrado confiado en “que pueda venir todo el mundo afectado” para dar detalles sobre el asunto. El dirigente, además, ha confirmado que pedirá “la comparecencia de Juan Carlos de Borbón”. El líder de IU ha abundado en este asunto, señalando que el Rey emérito “era inviolable hasta 2014” pero que “ahora ya no lo es”, tras su abdicación, por lo que “está expuesto a lo que ha hecho con posterioridad”.

Las grabaciones de Corinna: “Eso es blanqueo”

Según la información difundida este miércoles por El Español, que ofrece las grabaciones realizadas por el comisario Juan Carlos Villarejo, actualmente en prisión preventiva, las declaraciones tuvieron lugar en una reunión entre Corrina y el comisario que tuvo lugar en la vivienda de la empresaria en un exclusivo barrio de Londres en el año 2015.

En aquel encuentro, propiciado por el empresario Juan Villalonga, amigo de ambos, según explica El Español, ella contó que estaba viviendo una “pesadilla” porque el Rey había colocado diversas propiedades en Marruecos y otros lugares fuera de España a su nombre y en aquel momento, se las estaba reclamando, pero si ella las devolvía poniéndolas a nombre de terceros incurría en un delito de blanqueo.

Me está poniendo una presión bárbara para que le devuelva esas cosas”

“Ponen la propiedad dentro de la estructura, hacen como un contrato de venta y entonces parece todo perfecto. Claro, no pueden decir que el beneficiario es el otro (en referencia al rey emérito). Entonces, sin decírmelo, me lo ponen y después dicen: ‘Esta no quiere devolverle la cosa’. Pero si lo hago, es money laundering. Es blanqueo”, dice uno de los fragmentos de la grabación transcritos por El Español.

“Me está poniendo una presión bárbara para que le devuelva esas cosas, pero si lo hago vulnero la ley y puedo ir a la cárcel”, añade en la grabación, en la que ella señala que lo de utilizarla como testaferro dado que en Mónaco no es preceptivo hacer declaración patrimonial, “lo han hecho con dos o tres cosas y están poniendo muchísima presión”. “Por ejemplo: mandarle dinero o darle cosas… eso es blanqueo”, apunta Sayn-Wittgenstein.