Podemos acudirá a las puertas de una comisaría de Policía para protestar por la detención de tres piquetes. La formación tenía previsto acudir a la marcha convocada por los trabajadores de Amazon en plena huelga por los conflictos laborales de la compañía, pero las detenciones que se han producido este martes a mediodía han precipitado un plan B en el partido de Pablo Iglesias. La marcha de Amazon ha quedado desconvocada tras lo ocurrido y los dos diputados que tenían previsto acudir a la cita irán, en su lugar, a la sede de la Policía Nacional donde se encuentran los detenidos.

La formación ha anunciado el cambio de agenda pasadas las cuatro de la tarde, argumentando que la marcha «se ha suspendido como consecuencia de la detención de tres personas» y anunciando la nueva convocatoria a las 18 horas de este martes: «El colectivo convoca a una concentración en la comisaría de la Policía Nacional de Coslada, donde se encuentran las tres personas detenidas». A continuación, confirma que los diputados «Ana Marcello y Alberto Rodríguez acudirán a la convocatoria».

Los sucesos se han producido este martes, en la segunda jornada de huelga convocada en el centro de San Fernando de Henares de Amazon. Pasadas las 15 horas de la tarde se han producido las detenciones. Ha ocurrido cuando un grupo de personas se encontraban cortando el tráfico en la glorieta de la Avenida de los Artesanos, en Tres Cantos. Cuando han llegado los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) para evitarlo, se ha producido la carga que ha precedido las detenciones.

Podemos pidió en suprimir las penas a piquetes y castigar a quienes impidan el derecho a huelga

Los detenidos están acusados de un delito de atentado contra la autoridad, pues en los altercados varios agentes han resultado heridos, aunque de carácter leve. Además, un trabajador detenido detenido ha sido trasladado al hospital por heridas producidas en las cargas. El diputado por Canarias se ha pronunciado sobre los hechos a través de Twitter, donde ha acusado a la Policía de «impedir su derecho constitucional» a huelga y acusando a Amazon de incumplir el convenio y tributar en Luxemburgo.

No es la primera vez que Podemos sale en defensa de los piquetes. El año pasado, la formación de Pablo Iglesias pidió en el Congreso eliminar del Código Penal las penas para los piquetes, derogando  el artículo 315.3 del Código Penal, que castiga con hasta tres años de prisión a aquellas personas que «actuando en grupo o individualmente, pero de acuerdo con otros, coaccionen a otras personas a iniciar o continuar una huelga». En su iniciativa también contemplaba aumentar a la vez el castigo de prisión y multa a quienes impidan el ejercicio de la libertad sindical o el derecho de huelga.