Política

Casado propone un sistema de doble vuelta para no depender de "bisagras nacionalistas"

El nuevo líder del PP propone suprimir los impuestos de patrimonio y rechaza una reforma constitucional

Pablo Casado abraza a Mariano Rajoy.

Pablo Casado abraza a Mariano Rajoy. EFE

«Hoy nadie ha perdido, sólo ha ganado el Partido Popular». Pablo Casado, el nuevo líder del PP con casi el 60% de los votos, ha dirigido sus primeras palabras a ensalzar la unidad y la fortaleza del partido tras el XIX Congreso Nacional del PP. «Os ruego, y sólo os pido eso, que a nadie preguntéis qué ha votado. Todos hemos votado al PP y todos habéis ganado», ha afirmado Casado en su discurso de proclamación. Entre sus primeras propuestas como candidato a La Moncloa, destaca el sistema de doble vuelta y la modificación de la Ley Electoral para reforzar al primer partido ganador «de manera que no dependamos de bisagras nacionalistas».

«Hoy empieza una etapa orgullosa de su pasado y ambiciosa con su futuro», ha aseverado Casado, que ha hecho alusión a los ex presidentes anteriores del partido, con una referencia expresa a «la refundación de José María Aznar y al gran legado de Mariano Rajoy».

El diputado por Ávila ha apostado por «renovación e integración». «El PP ha vuelto. Hemos vuelto. Ya no vamos a gastar ni un minuto más en hablar de nosotros. Tenemos que volver a hablar a los españoles, que estamos dispuestos a liderar esta sociedad, y que lo vamos a hacer unidos. Este nuevo equipo tenemos que hacerlo conjuntamente. Va a haber integración».

«El PP vuelve a intentar reconquistar el corazón de todos los españoles después de las semanas tan duras que hemos tenido que vivir». «Tenemos que volver al eje de la sociedad española para no permitir que deshagan nuestra labor. Tenemos que volver para recuperar nuestra base electoral», ha declarado Casado, que ha llamado a «reconectar con la sociedad». En su primer discurso como líder popular, Casado ha rememorado a Adolfo Suárez: «Somos herederos de la concordia que fue posible».

Las primeras propuestas de Pablo Casado

Para recuperar esa base electoral, Casado ha lanzado sus primeras propuestas, que pasan por un fortalecimiento institucional, mediante el refuerzo de la Constitución «en vez de plantear abrirla en canal», ha ha defendido, rechazando de manera rotunda una posible reforma constitucional. Además, se ha comprometido a «reforzar nuestro Código Penal para evitar cualquier desafío secesionista», con el fin de «conectar con esa España de las banderas y de los balcones que nos reclama la defensa de la unidad nacional».

La segunda gran propuesta pasa por la doble vuelta en las elecciones. Casado ha pedido «una modificación de la LOREG con prima al partido ganador, sin modificación de la Constitución, de manera que no dependamos de bisagras nacionalista ni de cualquier otro partido».

El flamante presidente del PP también ha apostado por «la competitividad de bajar impuestos», «de suprimir los impuestos que no son justos». En este sentido, se ha comprometido a eliminar el  impuesto de sucesiones, de patrimonio y de donaciones, además de bajar el impuesto de sociedades y el IRPF. Además, se ha comprometido a emprender «políticas de familia, de natalidad, de incentivo a la conciliación, de interés contra la despoblación», y a poner en marcha un «Pacto Nacinoal por el Agua».

Comentar ()