Tres funcionarios han resultado heridos este domingo en un incidente con un preso en la cárcel de Navalcarnero (Madrid). Al primero de ellos le han arrancado una oreja, otro presentaba un dedo roto y el tercero tenía una lesión en las costillas.  Los funcionarios han sido trasladados al hospital 12 de Octubre de la capital.

Los hechos han sucedido en el Módulo 6 de la prisión Madrid IV (Navalcarnero), según fuentes penitenciarias. Un interno, compañero de celda del agresor, ha solicitado protección ante el estado de alteración del recluso, que es llevado a aislamiento. Allí, el agresor pide hablar con su compañero, al que supuestamente ha robado una radio, para aclarar ciertas cosas. Cuando le comunican que no puede verlo, entra en la sala de televisión y rompe una silla y utiliza una pata como arma intimidatoria. Cuando le reducen en un momento posterior se zafa y se producen las agresiones a los trabajadores.

Así, el funcionario en prácticas ha perdido el pabellón auditivo, después de que el agresor le mordiera la oreja. Se le ha practicado cirugía plástica en el centro hospitalario.  El segundo funcionario tiene una posible rotura del 4 dedo mano  izquierda y al tercero le han colocado tres grapas en la zona de las costillas.

«Continuas agresiones»

El portavoz de la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip), Nacho Gutiérrez, ha vuelto a denunciar este domingo las «continuas agresiones» que sufre el personal como consecuencia de la «falta de plantilla». Ésta es una de las reivindicaciones que los representantes sindicales plantearon el pasado miércoles al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al existir 3.400 vacantes sin cubrir.

El centro de Navalcarnero fue una inaugurado en 1992 y tiene 750 celdas en su interior. Es uno de los siete centros penitenciarios ubicados en la provincia de Madrid.