Política

El PSOE rechaza la comisión sobre Corinna que pide Podemos tras oír al jefe del CNI

Podemos sale de la comisión "con más dudas" mientras los socialistas dan el visto bueno a las explicaciones de Sanz Roldán

El director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán, a su llegada al Congreso.

El director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán, a su llegada al Congreso. EFE

El PSOE acepta las explicaciones del director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, y no apoyará la creación de la comisión de investigación que pide Podemos para esclarecer la «corrupción de la monarquía«. El responsable de los servicios secretos ha comparecido a petición propia este miércoles en el Congreso de los Diputados después de que se difundiera una grabación en la que Corinna zu Sayn-Wittgenstein le acusaba de amenazarla de muerte a ella y a sus hijos y donde aseguraba que el rey emérito la utilizó para ocultar patrimonio fuera de España.

El jefe de los espías españoles desde julio de 2009 ha desmentido en su comparecencia tales amenazas y ha culpado al agente encubierto José Manuel Villarejo -ahora en prisión-, que es autor de la grabación publicada por El Español y Ok Diario. Casi tres horas han durado las explicaciones de Sanz Roldán en la comisión destinada al control de los créditos para gastos reservados que se celebraba a puerta cerrada este miércoles tarde en el Congreso. El compareciente también ha respondido a las múltiples preguntas de los distintos grupos parlamentarios.

La portavoz de Partido Socialista en la comisión, Adriana Lastra, ha dado el visto bueno a la versión planteada por el director del CNI y a su salida ha dicho no albergar «dudas» sobre sus explicaciones. El secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos, ya advirtió de que esperarían a escuchar a Sanz Roldán para tomar una decisión sobre la petición del partido de Pablo Iglesias. Tras haber escuchado sus explicaciones, los socialistas dan carpetazo al asunto y rechazan abrir una investigación en el  Congreso, informan fuentes socialistas a El Independiente. Desde Podemos insisten en la necesaria «transparencia» de la Casa Real y en los últimos días han pedido «luz y taquígrafos» para destapar los presuntos negocios del rey emérito.

Las sensaciones eran encontradas entre PSOE y Podemos. Si los socialistas se mostraban conformes con lo dicho por Sanz Roldán, mucho más pesimista se ha mostrado la portavoz de Unidos Podemos en la comisión, Ione Belarra -en sustitución de Irene Montero-. Con gesto crispado a la salida de la reunión, ha aseverado que «tenemos ahora más dudas que cuando entramos». El grupo parlamentario de Pablo Iglesias considera las explicaciones de Sanz Roldán insuficientes, pone en duda la veracidad de las mismas y afirma que la comisión sobre las presuntas irregularidades de Juan Carlos I siguen siendo «absolutamente necesarias».

Podemos registró la semana pasada la creación de esta comisión de investigación junto a Compromís, PNV, EH Bildu, ERC y PdeCat. En este órgano, tal como adelantó en un primer momento, pedirían la comparecencia de Juan Carlos  I. El partido argumenta que el Rey emérito renunció a la inviolabilidad con su abdicación en 2014 y que por tanto sus actividades posteriores podrían investigarse y publicarse, al no estar ya protegidas por los privilegios monárquicos, según argumenta la formación en el texto registrado en el Parlamento para crear la Comisión de investigación relativas la presuntas irregularidades cometidas por el rey [consulte aquí la propuesta].

Sanz Roldán rechaza hablar de Juan Carlos I

La comparecencia del jefe de la inteligencia española ha comenzado con una exposición inicial, donde ha negado las presuntas amenazas a Corinna y ha cuestionado la grabación difundida: aunque ha asegurado que el sonido es auténtico, asegura que ha sido editado y no está completo, informa Efe. Tras esta primera explicación, se ha sometido a las preguntas de los grupos parlamentarios. Podemos ha sido especialmente insistente en preguntarle sobre Juan Carlos I de Borbón, pero Sanz Roldán ha rechazado en todo momento hablar sobre los miembros de la Casa Real, al considerar que no estaban relacionados con la actividad del CNI y que no entraban en el ámbito de sus explicaciones, según reseña una fuente a este periódico.

Preguntado sobre los supuestos negocios del rey emérito en el extranjero, Sanz Roldán ha destacado que el CNI no tiene conocimiento sobre las actividades económicas del ex Jefe del Estado, ya que ningún Gobierno le ha solicitado una investigación, y ha defendido que ésta tampoco es la función del Centro Nacional de Inteligencia.

El jefe del CNI ha centrado gran parte de su intervención en el comisario retirado José Manuel Villarejo, el autor de las grabaciones de Corinna. Sanz Roldán ha cargado contra el ex mando policial, cuestionando su trayectoria y poniendo en duda su limpieza. Ha llegado a mostrar durante su intervención varios documentos relacionados con las distintas actividades y empresas del ex comisario, al que ha restado cualquier tipo de credibilidad.

Las fuentes consultadas por este periódico aseguran que el director del CNI ha preparado en las últimas semanas su comparecencia “a conciencia” y que  acudía con la intención de responder a todas preguntas de los comisionados -estos están obligados a mantener el secreto- salvo las que afecten a la seguridad del Estado.

Comentar ()