Fuentes del Ministerio del Interior admiten que se han producido devoluciones sumarias de migrantes en el salto a la valla fronteriza de Ceuta de este jueves por parte de 602 migrantes indocumentados de origen subsahariano justificando que se trata del “cumplimiento a la legislación vigente”.

Esta práctica –también conocida como devolución en caliente– es una medida recogida en la Ley de Seguridad Ciudadana que ampara la devolución sumaria a Marruecos de los migrantes interceptados en el salto de las vallas de Ceuta y Melilla bajo la figura jurídica del ‘rechazo en frontera’. Fue puesta en marcha en abril de 2015, con el Gobierno de Mariano Rajoy al frente.

En un vídeo difundido por El Faro de Ceuta, difundido tras el salto masivo de este jueves y recogido por Europa Press, aparecen dos migrantes que son devueltos a territorio marroquí en contra de su voluntad y entre lamentos.

Fuentes del departamento que lidera Fernando Grande-Marlaska reconocen a Europa Press los hechos que están grabados

Fuentes del departamento que lidera Fernando Grande-Marlaska reconocen a Europa Press los hechos que están grabados, pero hacen hincapié en que se ejecutan de acuerdo a la ley que está en vigor y puntualizan que así sucederá mientras no haya un cambio normativo. En este sentido, las mismas fuentes recalcan que cualquier modificación legislativa en materia de inmigración será consensuada con Europa.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a indemnizar con 10.000 euros a dos personas que fueron devueltas a Marruecos tras entrar en España a través de la valla de Melilla, al considerar que se produjo una expulsión colectiva contraria a la Convención Europea de los Derechos Humanos.

El Alto Tribunal admitió a trámite un recurso del Gobierno español –entonces liderado por Rajoy– contra la sentencia y está previsto que en septiembre lo examine. En este contexto, el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez está revisando el recurso interpuesto por el anterior Ejecutivo contra la resolución del TEDH.

La derogación de las devoluciones sumarias contempladas en la disposición adicional de la Ley 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana, era uno de los compromisos contemplados en el programa electoral de Pedro Sánchez en 2016.

Una vez en el Gobierno, no ha precisado nada acerca de esta práctica; únicamente anunció que estaba estudiando si retirar o no el recurso del anterior Gobierno del PP contra la sentencia del TEDH.