Política LAS VÍCTIMAS DEL 17-A PIDEN QUE NO SE MANIPULE SU DOLOR

"Nos hemos sentido engañadas, abandonadas, incomprendidas y tristes"

Un agente vigila las calles de Barcelona.

Un agente vigila las calles de Barcelona. EFE

Varias víctimas de los atentados del 17A han exigido este jueves a los políticos que en los actos de homenaje del viernes hagan una «tregua» y no «manipulen» ni «politicen» su dolor, después de haberlas «abandonado» tras los atentados del pasado año en Barcelona y Cambrils (Tarragona).

En una rueda de prensa en Barcelona, la víspera de primer aniversario de los atentados, las víctimas agrupadas al entorno de la Unidad de Atención y Valoración a Afectados por el Terrorismo (UAVAT), que ha atendido a 182 afectados del 17-A, han denunciado que durante todo este tiempo se han sentido «engañadas, abandonadas, incomprendidos y tristes», como ha descrito Ana Cortés, una de las supervivientes de las Ramblas.

En nombre de las víctimas, el coordinador de la UAVAT, Roberto Manrique, ha exigido que los actos institucionales de mañana sean un homenaje a las víctimas y que la clase política «haga una tregua». «Pedimos a la clase política, en nombre de las víctimas, que mañana hagan una tregua, que no utilicen el dolor ajeno para hacer política», ha señalado.

Manrique ha leído en la rueda de prensa una carta enviada por Javier, el padre de un menor de Rubí (Barcelona) asesinado el 17A, en la que éste pide que los actos de mañana sean de «respeto y consideración» para las víctimas y sus familias.

«El aniversario del 17A debe ser un día para las víctimas y sus familias. De respeto hacia ellos y su dolor. Que puedan ir a las Ramblas a recordar sus pérdidas y depositar flores y lo que necesiten en su honor, sin políticos, sin periodistas, sin cotillas. Como mucho, con las cuerpos de seguridad y equipos de emergencias. Debe ser un acto de respeto y consideración», señala el escrito.

En la misma línea, Ana Cortés, que pudo esquivar a la furgoneta del terrorista Younes Abouyaaqoub tras salir del metro en Las Ramblas, frente a la fuente de Canaletes, ha leído también una carta que ha escrito intentando expresar el sentimiento de las víctimas, para mostrar su denuncia por el hecho de que se han sentido abandonadas.

«Ahora que seremos visibles, ahora que todos se acuerdan de nosotros y estamos en boca de todos, es el momento de hablar, porque a partir del 18 de agosto volveremos a ser olvidados y sólo existiremos para nuestras familias y los que han estado 365 días sufriendo a nuestro lado durante un año que ha sido durísimo, de incomprensión», ha expresado.

La mujer, que sobrevivió al sortear a la furgoneta, ha denunciado que ningún partido político se ha interesado durante este año por saber cómo estaban y si necesitaban alguna cosa y ha lamentado que, por el contrario, los políticos se apresuran ahora a tomarse fotos a su lado.

«La única ayuda que recibimos fue de las fuerzas de seguridad, los equipos de emergencias, la Cruz Roja, los Bomberos, el 061, la UAVAT y otras víctimas, que se dejan la piel por nosotros», ha indicado.

Los actos oficiales

La plaza Catalunya de Barcelona acogerá el acto oficial de homenaje a las víctimas de los atentados del 17A, una ceremonia sobria y sin parlamentos a la que asistirán, entre otros, el Rey; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el presidente catalán, Quim Torra, y la alcaldesa Ada Colau.

Justo cuando se cumple el primer aniversario de la matanza provocada por Younes Abouyaaqoub con una furgoneta en las Ramblas de Barcelona, la ciudad rendirá homenaje a las víctimas, a sus familiares, así como a los cuerpos de seguridad y los servicios de emergencia que se movilizaron aquella tarde.

La jornada de conmemoración arrancará a las 10.00 horas con una ofrenda floral con familiares de las víctimas mortales del ataque yihadista ante el mosaico de Joan Miró en La Rambla. Previamente, el presidente catalán leerá una declaración institucional en la Galería Gótica del Palau de la Generalitat acompañado de todo el Govern.
El acto institucional en la plaza Catalunya, con el título «Barcelona, ciudad de paz», empezará a las 10.30 horas.

El protagonismo del acto, coordinado por el Comisionado de Programas de Memoria del Ayuntamiento de Barcelona y en el que no habrá parlamentos oficiales, recaerá en los familiares de las 16 víctimas mortales de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) y el centenar de heridos.

En el acto de plaza Catalunya, Felipe VI y Quim Torra coincidirán por primera vez desde la polémica por la inauguración de los Juegos Mediterráneos en Tarragona, el 22 de junio, cuando Torra dijo que no volvería a invitar al Rey a ningún acto de la Generalitat mientras no se disculpara por su discurso del 3 de octubre, en el que no condenó las cargas policiales del 1-O y avisó de que, ante la situación «de extrema gravedad» en Cataluña, los «legítimos poderes del Estado» debían asegurar «el orden constitucional».

En esta ocasión ha sido el Ayuntamiento de Barcelona el que ha llevado las riendas de la organización del acto en memoria de las víctimas del 17A, y allí coincidirán no solo Felipe VI y Torra, sino también Pedro Sánchez y representantes de todas las formaciones del arco parlamentario, salvo la CUP.

Así, estarán presentes en Barcelona autoridades y dirigentes políticos como el presidente del Parlament, Roger Torrent, y los máximos responsables del PP, Pablo Casado; Ciudadanos, Albert Rivera; por parte de Podemos, Ione Belarra, portavoz adjunta en el Congreso, y por el Partit Demòcrata, David Bonvehí, entre otros.

En cambio, ni la CUP ni Òmnium ni la ANC enviarán a ningún representante al acto oficial en Barcelona en recuerdo de las víctimas, para no coincidir con el Rey.

De hecho, el soberanismo catalán organizará su propio homenaje a las víctimas del 17A a las 18.30 horas de la tarde, delante de la prisión de Lledoners (Barcelona), donde están presos los exconsellers Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn, además del diputado de JxCat Jordi Sànchez y el líder de Òmnium, Jordi Cuixart.

En este acto participarán, entre otros, el propio Torra, así como la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie; el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, y el presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Josep Maria Cervera.

Comentar ()