El Gobierno presentará un recurso contencioso-administrativo contra el decreto de la Generalitat catalana mediante el cual pretende restablecer las delegaciones de Gobierno en el Reino Unido, Irlanda, Alemania, Estados Unidos de América, Italia, Suiza y Francia.

Lo hará el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación (MAUC), encabezado por Josep Borrell, que destaca en un comunicado que la Generalitat «no ha cumplido las condiciones que establece la legislación vigente para la creación de delegaciones de las comunidades autónomas en el exterior». El artículo 12 de la Ley 2/2014 sobre Acción y del Servicio Exterior del Estado establece que «antes de la creación de sus delegaciones en el exterior para el ejercicio de sus competencias, las comunidades deberán comunicar este hecho al Gobierno de España».

Según el ministerio, este aviso se produjo con menos de 24 horas de antelación a la publicación, el 26 de junio, del decreto de reapertura de las delegaciones. De esta forma, se impidió que el MAUC emitiese los preceptivos informes sobre la idoneidad o no de establecer estas ‘embajadas’.

Entre otras cosas, el ministerio debe evaluar si la actividad que en ellas se vaya a desarrollar va en línea con las políticas exteriores del país y si respetan o no la «unidad de acción». Tampoco se dio tiempo a que se pronunciasen ni Hacienda ni el ministerio de Política Territorial, que debía pronunciarse sobre competencias.

El Gobierno hace referencia en su comunicado a que la apertura de estas delegaciones ya fue recurrida por el Partido Popular en el año 2014, aunque el recurso decayó tras ser clausuradas en virtud de la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española. Tras mantener conversaciones con la consejería de Acción Exterior de la Generalitat, el ministerio de Asuntos Exteriores confiaba en que el gobierno catalán modificase su actitud.

«No obstante, durante el mes de julio, la Generalitat ha restituido a los delegados en Reino Unido e Irlanda, Alemania, Italia y Suiza y ha convocado durante el mes de agosto los concursos para nombrar los directores de las delegaciones en Francia y Estados Unidos de América, con lo que queda claro su voluntad de no cumplir con lo establecido en la mencionada Ley 2/2014 y de hacer caso omiso a las reiteradas advertencias que se le han hecho al respecto», lamenta el departamento que dirige Josep Borrell.