Política

El Gobierno descarta ahora el 155: "No ha sido objeto de debate en ningún momento"

"El Gobierno no tiene intención de aumentar la escalada dialéctica, pero advierte a Torra de que tiene que ser el president de todos los catalanes"

La ministra de Educación y portavoz, Isabel Celaá, tras el Consejo de Ministros.

Isabel Celaá EFE

Las palabras que el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, dirigió este jueves al president de la Generalitat, Quim Torra, quedan enmarcadas en una simple advertencia. El Ejecutivo ha aclarado este viernes que la aplicación del 155 en Cataluña «no ha sido objeto de debate en ningún momento», pese a que el líder socialista señaló ayer que aplicaría el 155 si el Govern «quiebra la legalidad». Ahora el Gobierno trata de rebajar esta afirmación y restarle importancia, al tiempo que recuerda al soberanismo que debe «aprovechar la oportunidad de pasillo abierto en política». «El otro camino ya lo conocemos».

«El artículo 155 no ha sido objeto de debate por este Gobierno en ningún momento», ha señalado Isabel Celaá, portavoz del ejecutivo, después del Consejo de Ministros. «El 155 no se ha mencionado, ni tratado, ni ha sido objeto de consideración», ha insistido. La portavoz del Gobierno ha tratado de eliminar cualquier halo de amenaza a las palabras de Pedro Sánchez, después de que Torra le reprendiera este lunes ante lo que consideró una «amenaza». «El Gobierno no tiene intención de aumentar la escalada dialéctica, pero advierte a Torra de que tiene que ser el president de todos los catalanes», y «no ser un presidente de parte sino de todos», ha advertido Celaá.

«Este Gobierno cree que tiene que haber suficiente inteligencia al otro lado de aprovechar la oportunidad de pasillo abierto en política. Por eso las palabras del presidente son tan sustantivas, en el sentido de decir ‘usted sabe, señor Torra, adónde llevaría el desacato, al falta de legalidad y la unilateralidad», ha continuado. En este sentido, la dirigente ha señalado que el Gobierno está trabajando «por desbloquear el conflicto y avanzar en un camino político». Un camino que «estamos transitando y queremos que dé frutos». «Y en ese camino entendemos que estamos casi al principio, pero demos una oportunidad para las soluciones». Celaá ha señalado que «no creemos que toda la Cataluña soberanista esté exactamente pensando lo mismo que Torra».

Sobre la nueva hoja de ruta del independentismo y la celebración un hipotético referéndum de autodeterminación en Cataluña, el Ejecutivo ha recordado que «el Gobierno de España no acepta lo que está fuera de la ley y de la Constitución» y que «no acepta un referéndum». Sí ha abierto la puerta, en cambio, a un referéndum para ratificar los cambios negociados con el Govern en el Estatut de Cataluña. «Otra cuestión distinta es que nosotros queremos trabajar por un acuerdo sobre el Estatuto de Cataluña, y ese acuerdo es lo que podría votarse en referéndum, pero no sería un referéndum de autodeterminación porque no existe en la Constitución».

La portavoz ha adelantado que en diciembre habrá otra comisión bilateral en la que se analizarán los resultados de los encuentros producidos hasta entonces entre Gobierno y Govern, al tiempo que ha vuelto a llamar a «dar una oportunidad al camino emprendido».

Condena las agresiones «por la puesta o retirada de lazos»

A preguntas de los periodsitas, la portavoz ha expresado su condena «a cualquier lesión que se haya producido por mor de puesta o retirada de lazos, y pide contención y prudencia en esta cuestión». En este sentido, la dirigente ha apostado por la «neutralidad» de los espacios públicos.

«Todos sabemos que la libertad de expresión de los particulares termina donde empieza la de los otros y hay que guardar la mayor neutralidad posible en los espacios públicos. A este respecto el Gobierno va a mantener el jueces 6 de septiembre una reunión en la Junta de Seguridad en la que hay un punto del del orden del día para abordar este tema».

Comentar ()