María Luisa Carcedo ocupará la cartera de Sanidad en el gobierno de Pedro Sánchez tras la dimisión de Carmen Montón. Este nuevo nombramiento se ha hecho a los pocos minutos de que la exministra de Sanidad anunciase su salida del Ejecutivo socialista.

“María Luisa Carcedo, hasta ahora alta comisionada para la lucha contra la pobreza infantil, será la nueva ministra de Sanidad. Es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Oviedo y diplomada en Medicina de Empresa por la Escuela Nacional de Medicina del Trabajo”, ha comunicado el Gobierno a través de Twitter.

La nueva ministra es asturiana, hija de un minero socialista, y, al igual que Montón, licenciada en Medicina. Sin embargo, al contrario que Montón que no llegó a ejercerla, Carcedo sí desarrolló actividad profesional como médica de Atención Primaria del Servicio de Salud del Principado de Asturias, en Sotrondio y en el Centro de Salud de El Natahoyo de Gijón.

Durante sus años de instituto Carcedo tuvo los primeros contactos con el PSOE en la clandestinidad, que continuaron en las Juventudes Socialistas, aún en la clandestinidad, mientras estudiaba la carrera.

La Moncloa también ha reseñado, en un comunicado, la larga trayectoria en gestión pública de Carcedo, que comenzó entre 1984 y 1991, primero como directora del Área Sanitaria del Valle del Nalón, del INSALUD y, posteriormente, como directora general de Salud Pública del Principado de Asturias. Carcedo ha sido también desde entonces diputada en la Junta General del Principado y consejera de Medio Ambiente y Urbanismo.

La nueva ministra de Sanidad también ha sido diputada del Congreso en las VIII y X legislaturas y senadora entre 2015 y 2018. También fue presidenta de la Agencia de Evaluación de Políticas Públicas y Calidad de los Servicios entre 2008 y 2011. Desde el 21 de junio es alta comisionada para la lucha contra la  pobreza infantil. Actualmente, forma parte de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE como Secretaria Ejecutiva de Sanidad y Consumo.

Según la declaración de bienes aportada por la ministra en la página de transparencia del PSOE, Carcedo declaró en 2015 tener dos bienes inmuebles , uno propio en Gijón por valor de más de 262.000 euros y una multipropiedad, fruto de una herencia, en Asturias por valor de algo más de 11.000 euros. La ministra también tiene un plan de pensiones por valor de 200.000 euros y otra cantidad similar en fondos de inversión, además de unos 16.000 euros en acciones y un plan de ahorro de 40.900 euros.

La nueva ministra ha estado directamente implicada en la propuesta de ley de eutanasia del PSOE, que fue aprobada el pasado junio en el Congreso con los votos del PP en contra.