El Gobierno ha respondido este lunes a la advertencia lanzada ayer por el lehendakari Iñigo Urkullu y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar. Ambos dirigentes nacionalistas aseguraron ayer en el ‘Alderdi Eguna’ del PNV (Día del Partido) que «el tiempo pasa y la paciencia se agota» y que el Gobierno debe cumplir ya los compromisos adquiridos en aras a completar la cesión de las competencias pendientes del Estatuto de Gernika. Esta mañana la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha asegurado que la cesión de la Seguridad Social a Euskadi deberá esperar, «no es una prioridad», ha afirmado. Precisamente ésta es una de las materias que el actual Gobierno de coalición, PNV-PSE que lidera Urkullu situó como de máxima urgencia, junto con la cesión de la gestión de las prisiones, de entre la lista de 37 competencias pendientes que reclama el Gobierno vasco para dar por cumplimentado el Estatuto vasco de 1979.

Preguntada al respecto, durante la visita que hoy ha llevado a cabo a Bilbao para asistir a la inauguración del Foro Global por la Economía Social que se celebra en la capital vizcaína, Valerio ha afirmado que «con la que está pasando» ceder la gestión de la Seguridad Social al País Vasco no figura entre las prioridades del Gobierno. Ha señalado que existe un entendimiento entre ambos gobiernos pero que actualmente la prioridad pasa por asegurar la «sostenibilidad» del sistema de pensiones.

«Ensanchar» el horizonte

Precisamente ayer, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, reclamó al Gobierno de Sánchez «hecho» y no palabras para seguir dándole su apoyo. Recordó que han transcurrido casi cuatro meses desde que accedió a La Moncloa y por el momento no se han visto cesiones de competencias, «el tiempo se agota», dijo. De igual modo, Urkullu -con quien Sánchez se verá hoy en el encuentro por el final de ETA que se celebra con una delegación francesa que lidera el primer ministro Edouard Phillipe- le reclamó que cumpliera los compromisos en materia de autogobierno.

La ministra Valerio ha intentado hoy que la sintonía entre los dos Ejecutivos no se vea resentida. En su intervención en la apertura del Foro global por la economía Social que reúne en Bilbao a 1.600 expertos, ha alabado el modelo económico vasco. También ha subrayado que es «un placer» continuar «fortaleciendo nuestras raíces, afianzando los pilares del Estado de bienestar». La titular de Trabajo ha llamado a «ensanchar el horizonte de los gobiernos que representamos y de la sociedad a la que servimos. en un tiempo que calificado como de «histórico»