El PP las ha recibido hoy, apenas unos días después de que algunas de las principales asociaciones de víctimas del terrorismo reclamaran a la nueva dirección popular que dejara de utilizarlas. Las apelaciones a ETA, las víctimas y la construcción del relato de lo sucedido en las casi seis décadas de violencia vividas en España han sido constantes en las filas del PP desde que su hoy presidente, Pablo Casado optara a dirigir el partido. Hoy tanto la AVT como el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite) han emitido sendas notas tras reunirse con el nuevo presidente del PP en las que han destacado la cordialidad y buena disposición mostrada por Casado hacia las demandas de este colectivo.

Ambas asociaciones han coincidido en reclamar al PP medidas para frenar los actos de homenaje y bienvenida que en los últimos meses se han intensificado en Euskadi y Navarra. Así, la AVT le ha urgido a que se eviten “los actos de enaltecimiento del terrorismo que se llevan a cabo en el País Vasco y Navarra”. De igual modo, desde Covite han pedido a Casado que “denuncie públicamente los actos de enaltecimiento del terrorismo de ETA sistemáticos que se producen”.

Consideran que es necesario poner freno a este tipo de reconocimientos para concienciar a la sociedad de la “indignidad que supone que se enaltezca a la banda terrorista” y la humillación que ello supone para las víctimas. Consuelo Ordóñez ha recordado que con este tipo de reconocimientos se corre el riesgo de que las nuevas generaciones tomen como referente a “terroristas sanguinarios orgullosos de su pasado”: “El culto al terrorista es sistemático en las calles del País Vasco y Navarra debido a la inacción de las instituciones y a la pasividad de la Justicia”. Ambas asociaciones de víctimas también han instado al PP a que impulse la detención de todos los presos de ETA que continúan huidos de la Justicia.

Ley de ‘abusos policiales’

Junto a ello han pedido a la formación popular que vele por la actualización del marco legal que proteja a las víctimas. En el caso de la AVT se ha reclamado al PP a que tenga en cuenta la aportación de las víctimas en la reforma prevista de la Ley de Reconocimiento y Protección Integral da las Víctimas del Terrorismo 29/2011. Por su parte, Covite ha centrado sus reclamaciones en lo referente a la ‘Ley de Abusos Policiales’ que está previsto modificar en Euskadi. Considera que la retirada del recurso que el PP presentó ante el Tribunal Constitucional, y del que ahora ha desistido el Gobierno de Pedro Sánchez, “supone una cesión a los nacionalistas”. Reclaman al PP que esté “vigilante” ante la aprobación del nuevo articulado pactado entre el Ejecutivo del PSOE y el vasco para impedir que tal y como se proponía, “las supuestas víctimas de abusos policiales declaren que lo han sido para que se les otorgue tal condición, sin un procedimiento judicial que lo avale”. Covite recuerda que supondría un “agravio comparativo” con las víctimas del terrorismo que sí deben avalar su condición con un procedimiento judicial.

Por último, la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Maite Araluce, ha trasladado al PP su preocupación por las “cortas condenas” que se están imponiendo en los casos de terrorismo yihadista, así como la “dudosa efectividad del plan de desradicalización del ministerio del Interior que se está aplicando en las cárceles españolas.

Ya por la tarde, las asociaciones de víctimas han mantenido un encuentro con el fiscal especial de la Audiencia Nacional, Marcelo de Azcárraga, dedicado al esclarecimiento de los atentados de ETA sin resolver. Esta semana el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, situó entre 200 y 300 el número de crímenes terroristas sin autoría conocida. Atentados para los que se confía en que el material entregado por Francia recientemente, además del ya remitido anteriormente, contribuya a aportar nueva y relevante información.