Xavier García Albiol abandona la presidencia del PP catalán para centrarse en la candidatura a la alcaldía de Badalona. Así lo ha explicado esta mañana el propio Albiol, que ha anunciado la convocatoria de la Junta Directiva del partido el próximo lunes, presidida por Pablo Casado, para convocar oficialmente el cónclave del relevo el 10 u 11 de noviembre.

Se oficializa así el relevo al frente del PP con el que se había especulado desde el descalabro electoral del partido el pasado 21 de diciembre, que se postergó por la crisis del partido a nivel nacional. El congreso será extraordinario, puesto que la actual ejecutiva fue escogida hace apenas un año y medio, pero los resultados de las últimas autonómicas llevaron a Albiol a poner su cargo a disposición de la dirección nacional del partido.

Albiol se ha referido hoy a ese mal resultado, reconociendo que desde entonces su papel está en cuestión, pero ha querido dejar claro que en su opinión el PP catalán «pagó» entonces las decisiones del Gobierno de Mariano Rajoy. Sin criticarlo abiertamente, ha señalado que el ejecutivo «intentó llegar a un acuerdo de estabilidad democrática con el resto de fuerzas constitucionalistas» y en su opinión «es evidente que unos le acusaban de actuar contundentemente y otros exigían mas contundencia, y al PP  catalán le pillo en medio.»

Dolors Montserrat o Alejandro Fernández

Se abre ahora la carrera por el relevo de Albiol al frente del partido, con dos nombres destacados: la actual portavoz en el Congreso, Dolors Montserrat, y el portavoz en el Parlament, Alejandro Fernández. Por proximidad a Casado, Montserrat podría imponerse al frente de un partido con la cultura de orden jerárquico del PP, pero fuentes próximas a la ex ministra aseguran que no es ese su objetivo.

Montserrat tiene que afianzarse como número dos del partido en el Congreso, y el PP catalán necesita dedicación completa para preparar unas elecciones municipales en las que el partido podría sufrir una severa fuga de candidatos a C’s, como ha apuntado Albiol.

En estas condiciones, Alejandro Fernández parece el relevo natural de Albiol. Representa a la nueva generación de cuadros populares que aspiran a tomar las riendas del partido, y que fue el primer grupo en ponerse al lado de Casado en las primarias del PP -Dolors Montserrat era la portavoz de Dolores de Copsedal-.

Es portavoz en el Parlament, lo le garantiza altavoz en la política catalana, y ya renunció a su candidatura en el Ayuntamiento de Tarragona, para centrarse en el partido a nivel regional.

Adelanto electoral en Cataluña

Albiol ha descartado, por otro lado, que la decisión anunciada hoy responda al temor a un nuevo adelanto electoral en la Generalitat. Ha reconocido que «visto el espectáculo de ayer» no es en absoluto descartable, pero ha asegurado que el objetivo del relevo es concentrar esfuerzos en las municipales.

«El único motivo» de la renuncia «es que quiero recuperar la alcaldía de Badalona» ha asegurado Albiol, quien ha insistido en que a ocho meses de elecciones municipales «en las que tenemos que presentar el máximo de candidaturas» el partido exige un trabajo casi exclusivo.

En este contexto, Albiol ha reclamado al presidente del Gobierno que asuma la imposibilidad de dialogar con el independentismo. «El diálogo tenia lógica el primer mes pero llegados a este punto el bucle en el que se ha instalado Sanchez no aporta nada».

Si los partidos independentistas «no son capaces de dialogar entre ellos cómo quiere que dialoguen con el resto. Qué acto de fe lleva a Sánchez a creer que con él sí hablarán y actuarán con lealtad».