El Pleno del Parlament ha rechazado este martes dos resoluciones impulsadas por la mayoría independentista con las que se reafirmaba el derecho a la autodeterminación de Cataluña y se reprobaba al Rey Felipe VI. Los votos de JxCat, ERC y la CUP no han sido suficientes, sin los cuatro escaños de Carles Puigdemont, Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull, que minutos antes de la sesión han rechazado modificar su petición de sustitución como pedían los letrados para hacer efectivo su voto.

JxCat y ERC han perdido además “más resoluciones de las previstas” como ha reconocido tras el pleno el líder del Grupo Republicano, Sergi Sabrià, debido a la falta de esos cuatro votos. La mayoría gubernamental ha perdido cinco de las veinte resoluciones presentadas, referidas a políticas ocupacionales, la lucha contra el fraude fiscal, las políticas digitales, la función pública y de vivienda.

Así, el voto de los comunes ha sido determinante para rechazar la resolución pactada por JxCat y la CUP, y apoyada por ERC, en la que se reprobaba a Felipe VI, al que los independentistas han acusado de “avalar la violencia policial y la violencia económica” orquestada a su juicio por el Gobierno de Mariano Rajoy. La Cámara ha rechazado también la moción de los antisistema en la que se proponía “afirmar el derecho imprescriptible e inalienable de Cataluña a la autodeterminación tal como es manifestó en las disposiciones aprobadas en esta cámara para poder ejercer este derecho”.

En ambos casos, el resultado ha sido un empate a 65 votos entre el bloque independentista y el constitucionalista, integrado también, esta vez, por los Comunes, por lo que los independentistas han perdido ambas votaciones. De haber aceptado la formulación avalada por los letrados y haber cambiado su petición de sustitución como pedía ERC, esas votaciones habrían salido adelante.

La CUP, sin embargo, ha denunciado que da por ganadas esas votaciones porque considera válidos los votos de los diputados suspendidos. En el sentido contrario, el portavoz de C’s, Carlos Carrizosa ha dejado constancia de que su grupo rechaza también la sustitución de los diputados de ERC, Oriol Junqueras y Raül Romeva, por lo que a su juicio el independentismo debería haberse quedado con 63 votos.

Pagas extras, economía y autónomos, las otras derrotas inesperadas de la mayoría gubernamental

La ausencia de esos cuatro votos ha permitido además que el Pleno aprobara una resolución del PSC a favor de establecer un calendario para la devolución de pagas extras que la Generalitat sigue debiendo a sus trabajadores públicos.

Otro tanto ha sucedido con la propuesta de C’s en la que se reclama al Govern medidas para revertir “el deterioro de los índices económicos el último trimestre de 2017” es decir, esa caída de la economía catalana que el gobierno de Torra niega. O la propuesta de CatEC para crear un Consejo Catalán del Trabajo Autónomo.

ERC rechaza elecciones

Tras el fiasco, JxCat y ERC han mostrado de nuevo la disonancia de sus posturas valorando de forma opuesta las derrotas parlamentarias, aunque el presidente del Grupo Republicano, Sergi Sabrià, ha dejado claro que la solución no está en un adelanto electoral. “No es lo que ahora necesita el país” ha respondido, después de que la CUP acusara a los dos grandes partidos independentistas de haber provocado esta crisis por “intereses electoralistas”.

Para el partido de Puigdemont, el independentismo ha conseguido hoy “victorias morales” al rechazar la suspensión dictada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena contra los diputados procesados por su participación en el 1-O.

El líder de ERC en el Parlament ha advertido sin embargo que el independentismo necesita la mayoría obtenida en las urnas y ha vuelto a reclamar a JxCat que reflexione porque “Junqueras y Romeva han votado sin estar suspendidos ni sustituidos”, ha asegurado.

“Las victorias morales no nos satisfacen, queremos victorias morales y políticas” ha reclamado Sabrià, quien ha señalado que “existe una fórmula que funciona, está vigente, y que hoy habría hecho ganar las resoluciones sobre autodeterminación”. Por ello, ha abogado por que Puigdemont, Sánchez, Rull y Turull se acojan a la fórmula utilizada por Esquerra.

“Hoy se ha impuesto la retórica y hemos perdido una oportunidad, pero no renunciamos a seguir trabajando” ha concluido Sabrià, quien ha abogado por “recuperar la mayoría independentista”.