PolíticaDesafío separatista de Cataluña

El Supremo buscará una sentencia de unanimidad contra los líderes del ‘procés’

Fuentes de la Sala consultadas por este medio explican que es una cuestión que afecta al Estado y que se tratará de dar una respuesta penal unánime al desafío independentista.

logo
El Supremo buscará una sentencia de unanimidad contra los líderes del ‘procés’
Oriol Junqueras, durante la entrevista desde la cárcel con Informe Semanal

Oriol Junqueras, durante la entrevista desde la cárcel con Informe Semanal INFORME SEMANAL

Resumen:

Los magistrados del Tribunal Supremo que juzgarán a partir de noviembre a los líderes independentistas que en otoño de 2017 declararon de forman unilateral la república de Cataluña harán importantes esfuerzos porque la sentencia sea adoptada por unanimidad.

Según informan fuentes el Alto Tribunal a El Independiente, los miembros de la Sala de Enjuiciamiento entienden que se va a juzgar una cuestión que afecta al Estado siendo además uno de los juicios más importantes celebrados en nuestro país en las últimas décadas.

De ahí, que en el seno del Supremo haya disposición a hacer esfuerzos para que se dé una respuesta penal unánime a quienes violaron la Constitución e hicieron frente a la legalidad vigente desde el Parlament y la Generalitat.

Los magistrados del Tribunal Supremo que juzgarán a partir de noviembre a los líderes independentistas que en otoño de 2017 declararon de forman unilateral la república de Cataluña harán importantes esfuerzos por que la sentencia sea adoptada por unanimidad.

Según informan fuentes el Alto Tribunal a El Independiente, los miembros de la Sala de Enjuiciamiento entienden que se va a juzgar una cuestión que afecta al Estado siendo además uno de los juicios más importantes celebrados en nuestro país en las últimas décadas. De ahí que en el seno del Supremo haya disposición a hacer esfuerzos para que se dé una respuesta penal unánime a quienes violaron la Constitución e hicieron frente a la legalidad vigente desde el Parlament y la Generalitat.

Fuentes jurídicas explican que en el Alto Tribunal hubo durante años un pacto tácito en las sentencias de terrorismo. En el Supremo no se dictaron resoluciones judiciales con votos particulares en delitos terroristas mientras que la organización ETA cometía atentados y mataba a seres inocentes. Era otra cuestión de Estado. Esta circunstancia cambió a raíz de que la banda anunciara su cese definitivo de la violencia y ahora hay ocasiones en las que sí se suscriben votos particulares a la hora de resolver recursos de casación de causas por terrorismo.

Unanimidad frente al terrorismo

Aunque son cuestiones radicalmente distintas, especifican las fuentes consultadas, en la última instancia española ven de suma importancia que la sentencia del ‘procés’ sea acordada por unanimidad de los siete magistrados que van a formar la Sala de Enjuiciamiento.

Los ex líderes del Govern serán juzgados por los magistrados Manuel Marchena (presidente y ponente), Andrés Martínez Arrieta, Luciano Varela, Juan Ramón Berdugo, Antonio del Moral, Ana Ferrer y Andrés Palomo del Arco a partir del próximo mes de enero, si bien se prevé que las cuestiones de previo pronunciamiento sean abordadas por la Sala en a finales de noviembre.

Varios meses de juicio

A la espera de conocer los escritos de acusación de Fiscalía, Abogacía del Estado y la acusación popular Vox y los de las defensas de los 18 encausados, se prevé que el juicio se prolongue durante al menos tres meses aunque lo cierto es que no se puede saber la extensión del mismo con certeza en estos momentos ya que dependerá de si los acusados declaran o no, del número de testigos que acepte el tribunal, etc.

Cuatro días de sesiones judiciales para deliberar los viernes y redactar la sentencia

En la intención del Supremo está celebrar sesiones de mañana y tarde cuatro días a la semana y que el quinto día laborable sea dedicado a deliberar e ir redactando el ponente la sentencia, indican fuentes jurídicas.

La principal cuestión a dilucidar en la vista oral es si los hechos que tuvieron lugar en Cataluña en los meses de septiembre y octubre encajan en la presunta comisión de un delito de rebelión, sedición, conspiración para la rebelión o desobediencia. También habrá que determinar si hubo malversación de caudales públicos tras la celebración del referémdum ilegal del 1 de octubre. La redacción de la sentencia -que será histórica- llevará varios meses.