Pablo Casado alertará a sus socios europeos del riesgo que para la economía española suponen, a su juicio, los Presupuestos Generales del Estado para 2019 pactados por Pedro Sánchez y Pablo Igleias. El líder del PP participará este miércoles en Bruselas en la cumbre del PPE previo a la reunión Consejo Europeo, donde se reunirá, entre otros, con la canciller alemana, Angela Merkel.

Según el secretario general popular, Teodoro García Egea, «en Bruselas hay preocupación hacia España, que estaba entre los países cumplidores», hasta el punto, ha agregado, que se ve una especie de «italinización» de las cuentas españolas. Frente a esta situación, Casado trasladará «un mensaje de sensatez y de equilibrio, con un PP que no se va a mover de dónde ha estado».

El PP se va a oponer «con todas nuestras fuerzas a que entren en vigor»

En su afán por impedir las cuentas de Sánchez, el PP está dispuesto a vetar los Presupuestos a su paso por el Senado, si es que el jefe del Ejecutivo consigue los suficientes apoyos en el Congreso. El presidente del Gobierno deberá tener, al menos, 170 «síes» frente a los 169 «noes» que sumarán PP y Ciudadanos. Y desde Génova dicen estar convencidos de que Sánchez «cederá todo lo necesario para sacarlos, le va la vida en ello», según ha afirmado el secretario general popular, Teodoro García Egea.

El PP se va a oponer «con todas nuestras fuerzas a que entren en vigor» una cuentas que lo único que persiguen, dice, es asegurar un año de pervivencia más a Sánchez en la Moncloa con el apoyo del líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Sin embargo, a diferencia del veto a la senda de estabilidad, el veto del Senado a los Presupuestos no supone que éstos se devuelvan al gobierno, sino que regresan al Congreso de los Diputados, donde hay que volverlos a votar. Es decir, retrasa un poco el proceso de aprobación. Además, el veto impide la presentación de enmiendas parciales. En todo caso, mucho antes que eso, Sánchez negociar con el PNV y con los independentistas su respaldo a unas cuentas que no saldrán adelante si ERC o el PdeCat simplemente se abtienen. Una de estas dos formaciones tienen que votar afirmativamente.