Política

Las encuestas privadas desmienten al CIS y reducen a dos puntos la distancia PSOE-PP

Cuatro sondeos elaborados por distintas empresas otorgan al PSOE cinco puntos menos y al PP, seis y medio más

logo
Las encuestas privadas desmienten al CIS y reducen a dos puntos la distancia PSOE-PP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados. EFE

Resumen:

Las encuestas privadas sobre intención de voto ponen en entredicho al último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que apunta a una diferencia de más de 13 puntos entre el PSOE y el PP, que pasaría a ser la tercera fuerza por detrás de Ciudadanos. En las cinco semanas previas a la publicación del informe, cuatro sondeos de distintas empresas y publicados en diferentes medios arrojaban una distancia mucho menor entre las dos principales fuerzas, con sólo 1,75% de diferencia entre socialistas y populares. Las encuestas privadas dejan a los socialistas como los grandes beneficiados del CIS, que les otorga cinco puntos más que en estos sondeos. El PP, en cambio, es el gran damnificado por el barómetro oficial, con seis puntos y medio que en los sondeos publicados.

La encuesta del CIS, la más importante a nivel nacional por el tamaño de la muestra, con casi 3.000 entrevistados, ha generado polémica este jueves después de otorgar al partido de Gobierno un resultado histórico, con una estimación para los socialistas del 31,6%, casi un tercio de los votos del país. Al llamativo dato del PSOE se suma el batacazo electoral del PP en esta encuesta y la ligera remontada de Unidos Podemos, que aumenta en más de un punto desde el pasado CIS de septiembre.

Estos datos responden a la nueva fórmula implantada por el socialista José Félix Tezanos. Tras su llegada a la dirección del CIS el organismo público ha cambiado la forma de hacer la estimación de voto, prescindiendo de algunas variables que favorecían al PP -como el recuerdo de voto- y teniendo en cuenta sólo la simpatía de voto, un factor donde los socialistas se han visto históricamente beneficiados.

El resultado de la cocina del CIS contrasta con el de cuatro empresas demoscópicas distintas, que en el último mes han dado varias versiones sobre el escenario político, con ligeras variaciones entre sí y a una enorme distancia de los datos que ofrece el barómetro oficial. Las distintas encuestas, elaboradas a partir de fórmulas propias de ponderación, otorgan al Partido Socialista entre 4 y 6,5 puntos menos en estimación de voto que las cifras del barómetro de Tezanos. La más generosa con los de Pedro Sánchez es la realizada por Celeste-Tel para eldiario.es, que da a los socialistas un 27,7% de los votos y deja al PP como segunda fuerza con un punto y medio menos (26,3%).

El sondeo más duro para el PSOE es el elaborado por Metroscopia para 20minutos.es, que otorga al partido de Gobierno un 25,2% de los apoyos, la cifra más baja de los cuatro informes, con un PP a dos puntos y medio por detrás y un Podemos que mejora más que en cualquiera de las demás encuestas, consiguiendo un 17,7% frente al 17,2% que ya le otorga el CIS.

La encuesta que más aleja al PSOE y al PP es la elaborada por DYM para elindependiente.com, que dibuja a los populares (23,4%)  a más de tres puntos por debajo de los socialistas (26,5%). Esta distancia está muy lejos de los 13,4 puntos de diferencia que vaticina el CIS, y más aún lo está la ofrecida por el sondeo de ENC REPORT para La Razón, que asegura que ambas fuerzas sólo se llevan una décima.

La media de estas cuatro encuestas -eldiario, La Razón, 20 minutos y El Independiente– dibuja una realidad muy distinta a la del Centro de Investigaciones Sociológicas, y sitúan al PSOE con un 26,5% frente a un PP a menos de dos votos de distancia, con un 24,75%. Los socialistas son los mayores beneficiados de esta comparativa, con 5 puntos más en las encuestas privadas que en el informe oficial. El segundo partido que ha crecido gracias al efecto Tezanos ha sido Unidos Podemos, que ha obtenido un 2,1% más en el barómetro de octubre que en la media de los sondeos privados.