Política

Rivera, apedreado en Alsasua: “Venimos a un pueblo de España sin pedir permiso”

"El día en que los demócratas seamos indiferentes, se acaba la democracia"

logo
Rivera, apedreado en Alsasua: “Venimos a un pueblo de España sin pedir permiso”
Imagen del dispositivo en Alsasua.

Imagen del dispositivo en Alsasua. EFE

Resumen:

La tension venía mascándose desde hacía días y hoy se ha desbordado. Desde primera hora de la mañana la localidad navarra de Alsasua ha amanecido con un fuerte dispositivo policial a cargo de la Guardia Civil y la Policía Foral navarra. El operativo ha blindado la Plaza de Los Fueros donde iba a celebrarse el acto de la plataforma ‘España Ciudadana’ y a la que habían anunciado sus asistencia el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, la presidenta del PP en Navarra, Ana Beltrán, y el  presidente de Vox, Santiago Abascal. En Alsasua, cerca de un millar de jovenes, muchos de ellos con las caras encapuchadas y convocados por colectivos antifascistas, se han apostado tanto en la entrada del pueblo como en la plaza del Ayuntamiento, situada a escasos doscientos metros del lugar donde se iba a celebrar el acto.

El cordón policial, que incluso ha protegiddo el bar ‘Koxka’, en el que fueron agredidos dos agentes y sus parejas el 15 de octubre de hace dos años, ha logrado contener a los manifestantes que durante toda la mañana han intentado boicotear la convocatoria de España Ciudadana. Desde primera hora han coreado gritos a favor de los presos, por la independencia, en contra de la Guardia Civil e insultos a los medios de comunicación “españoles”.

Uno de los momentos más criticos se ha produccido a la llegada del minibús en el que viajaba el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera y que ha sido apedreado con el lanzamientto de objetos cuando accedía a la plaza. De igual modo, a la finalizacion del acto la tensión se ha incrementado al establecer tanto la Guardia Civil como la Policía Foral un dispositivo de seguridad para garantizar la salida de Alsasua de los alrededor de medio millar de asistentes al acto politico. Entre ellos se encontraba el ex miembro de ETA, Josu Zabarte, el ‘carnicero de Mondragón’, que ha sido recibido entre aplausos y abrazos.

Varios cordones formados por vecinos de Alsasua, cuya plataforma vecinal había llamado a no caer en la provocacion, han intentado sin éxito que el clima de agresiones verbales no se fuera incrementando. La seguridad policial, que ha incluido unidades antidisturbios con pelotas de goma y el apoyo de un helicóptero durante toda la mañana, ha impedido que la tensión, muy elevada por momentos, derivara en agresiones físicas.

Al inicio del acto el boicot al mismo se ha acentuado haciendo sonar de modo continuado las campañas del campanario de la iglesia de la localidad, además de sirenas y petardos, gritos e insultos, dificultando la escucha de los intervinientes.

La presencia de Vox y el PP en el acto ha pasado muy desapercibida. Los líderes de ambas formaciones han permanecido entre el público, sin ningún proagonismo ni papel en el desarrollo del acto. Con un leve retraso, y en un escenario instalado junto “al muro de la verguenza”, en el que se reproducen el rostro de tres de los agresores condenados, el presidente de Ciudadanos se ha felicitado por acudir a Alsasua “sin tener que pedir permiso”. Además de Rivera, en el acto han intervenido el filósofo Fernando Savater y la víctima de ETA, Beatriz Sánchez.

Rivera ha avanzado que el de Alsasua es sólo el primero de nuevos actos en defensa de la libertad que promoverá España Ciudadana. Así, ha anunciado otra cita para el próximo día 25 en Madrid bajo el lema “Sí a la Justicia, no a los indultos”. “El día en que los demócratas seamos indiferentes, se acaba la democracia”, ha dicho.

En su intervención ha aprovechado para arremeter contra Pedro Sánchez. “Los indultos del señor Sánchez son inmorales. Hay que escuchar a la Justicia y no saltársela con indultos del siglo XIX”.

Interrumpido por los manifestantes situados a escasos 200 metros, con gritos como “Vosotros, fascistas, sois los terroristas” se ha felicitado de poder acudir a “esta maravilla de pueblo español” para defender la libertad. Ha apuntado que el objetivo de Ciudadanos no pasa por “reconstruir ni la derecha ni la izquierda, sino por “el proyecto común español” y “el constitucionalismo del siglo XXI”.

Sonidos de sirenas y campanas

Tanto Rivera como el resto de intervinientes han tenido que hablar entre sonidos de sirenas y repiques de campanas de la iglesia ubicada en la Plaza de los Fueros, donde se ha desarrollado el mitin, lo que ha dificultado enormemente poder escuchar sus palabras.

Ha agradecido a quienes “fueron asesinados en nombre de la libertad” para defender la democracia en España, afirmación que ha sido respondida con vivas a la Guardia Civil por parte de los asistentes. Rivera ha subrayado que los dos agentes y sus parejas agredidos el 15 de octubre de 2016 lo fueron por ser “representantes del Estado en Alsasua”: “Cuando agreden a un Guardia Civil agreden  la Constitución, la convivencia y están intentando liquidar el Estado”.

También se ha mostrado crítico con el nacionalismo, cuyos valores “son incompatibles con la democracia”, ha dicho, al propugnar la “imposición frente a la unión”.

Ha defendido el concepto de la ciudadanía frente al de identidad, que define el nacionalismo. Rivera ha urgido a huir de los “extremismos y populismos, “no quiero un país que divida entre rojos y azules”.

Mientras tanto, en la Plaza de Iortia, a iniciativa de la asamblea ‘Vecinos de Alsasua’, se celebraba un acto de respuesta a lo que consideran un “agravio más, pero con unas dosis de ensañamiento que difícilmente pueden entenderse más allá de oscuros intereses y de una práctica con claras reminiscencias fascistas”.

Antes que Rivera ha intervenido el filósofo vasco, Fernando Savater quien ha cuestionado que se hable de la anexión, unión de Navarra al País Vasco, “cuando ya está unida al País Vasco, como lo está a Andalucía y al resto de pueblos de España”. Ha apuntado que la convivencia se “atrapa por la identidad y se une por la ciudadanía”. Savater ha afirmado que tanto la Policía como la Guardia Civil están “para garantizarnos la ciudadanía y los que quieren despachar a la Guardia Civil quieren despachar a la ciudadanía”.