Política

Los Mossos aseguran que el tirador tenía “clara voluntad” de atentar contra Sánchez

Al detenido, vigilante de seguridad, se le han incautado en su casa 16 armas de fuego, largas y cortas, algunas de ellas modificadas e ilegales

logo
Los Mossos aseguran que el tirador tenía “clara voluntad” de atentar contra Sánchez
El arsenal incautado al presunto tirador.

El arsenal incautado al presunto tirador. EP

Resumen:

El portavoz de los Mossos d’Esquadra, Albert Oliva, ha asegurado este jueves que el vecino de Terrassa (Barcelona) detenido por presuntamente querer matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tenía la “clara voluntad” de atentar contra él pero no tenía diseñado un plan.

 

Oliva ha asegurado en rueda de prensa que al hombre, vigilante de seguridad, se le han incautado en su casa 16 armas de fuego, largas y cortas, algunas de ellas modificadas e ilegales, y munición de guerra; de hecho, se localizó un fusil de asalto militar Cetme, un subfusil ametrallador Skorpion vz.61 y rifles de precisión.

El detenido, que en principio no tenía vínculos con grupos de extrema derecha, dijo, tras conocerse la voluntad del Gobierno de exhumar a Franco del Valle de los Caídos, que estaba dispuesto a “sacrificarse por España” sin importarle las consecuencias, como acabar en prisión.

El tirador, que había competido en tiro olímpico y tenía experiencia, tenía “un claro compromiso y convencimiento” de realizar el atentado y afirmaba que solo le faltaban elementos logísticos para ejecutarla, ha precisado el inspector.

La denuncia contra él la presentó una coordinadora local de Vox tras tener conocimiento de los planes del tirador en un chat de Whatsapp, según ha informado el partido, y, al tener esta información y hacer las comprobaciones correspondientes, se inició un operativo policial “de máxima urgencia”.

El inspector ha añadido que el “objetivo prioritario” de la investigación ha sido resolver el caso con la máxima rapidez y discreción al ser un tema de seguridad que podía afectar al presidente del Gobierno.

El portavoz de Mossos ha destacado que se comunicó la investigación inmediatamente al servicio de seguridad de la Moncloa y a la Guardia Civil, a quien corresponde el control de armas, y que pasaron de dos a cuatro días entre la denuncia y la detención.

Hijo de un alcalde franquista

El detenido es hijo del último alcalde franquista de Rubí (Barcelona), Manuel Murillo Iglesias, que ejerció el cargo de 1962 a 1977. Fuentes municipales también han explicado este jueves a Europa Press que el alcalde nació en Rubí el 9 de abril de 1927 y murió el 26 de febrero de 2001 y que fue maestro, licenciado en Ciencias Químicas.

Ejerció diversos cargos antes de llegar a la Alcaldía: jefe provincial de Cadetes y Guías de la Provincia de Barcelona, delegado local de Educación y Deportes, y delegado local del Frente de Juventudes.

Además recibió varios reconocimientos, como la Encomienda de la Orden del Mérito Civil –que se le otorgó a título de Comendador–, la Cruz de Caballeros de la Orden de Cisneros, la Cruz de Caballero de la Orden de San Jorge y la Medalla de Primera Clase al Mérito Sindical, entre otros.

Su biografía está recogida en el libro ‘Rubinencs del segle XX’, del grupo Fotográfico El Gra, y que editó el Ayuntamiento de Rubí el año 2001.

Según fuentes conocedoras, el hombre reclamó de forma reiterada, con obcecación, en un chat de Whatsapp, que tenía “medios” y que solo le faltaba el apoyo logístico para atentar contra el presidente, y que estas peticiones se incrementaron después de saberse la intención del Gobierno de exhumar a Franco.

Como ejemplo de este apoyo logístico, Oliva ha precisado que podía tratarse de tener acceso a la agenda oficial del presidente hasta tener un medio para huir tras la acción o algún espacio donde esconderse para no ser capturado.

Los Mossos llevaron el caso al juzgado de guardia de Terrassa: recayó en el Juzgado de Instrucción 4, que envió el detenido a prisión preventiva, lo que fue confirmado después por el Juzgado de Instrucción 3, que lleva el caso por delito de conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma, amenazas graves, posesión ilícita de armas y delito de odio.

Sánchez pide sosiego

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, agradece las muestras de apoyo recibidas tras la detención de un vigilante de seguridad que quería atentar contra él y reivindica el valor de la “convivencia, la palabra, de la defensa sosegada de las ideas y la serenidad tan necesaria también en la vida pública”.

Durante su discurso en la entrega de premios convocada por la patronal de las pequeñas y medianas empresas (Cepyme), Sánchez ha querido agradecer la solidaridad y apoyo que ha recibido y ha querido felicitar el “buen trabajo” de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. “Lo de menos es quién fuese el objetivo, afortunadamente hay muchos profesionales que trabajan bien”, ha exclamado Sánchez.

No obstante, el presidente ha querido reivindicar el “valor de la convivencia, la palabra, la defensa sosegada de las ideas y la serenidad” que considera “tan necesaria también en la vida pública”. Ha señalado, en este sentido, que España, “que ama la democracia y convivencia se lo merece”.

“Los españoles nos merecemos volver a encontrarnos”, ha dicho antes de concluir asegurando que “la única respuesta” que le gustaría dar es “sosiego y serenidad, normalidad y trabajo”.