Personalidades destacadas de los principales partidos políticos han manifestado públicamente su reacción ante la noticia de la detención de un francotirador experto que planeaba atentar contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, arrestado por los Mossos d’Esquadra en Terrassa.

Desde Podemos han asegurado a través de varios mensajes en Twitter que “este es el resultado del fomento del odio por parte de la ultraderecha” y que “la sociedad, la ciudadanía, los partidos políticos y los medios de comunicación deben hacer frente común contra la violencia y el fascismo”.

“Cuando en España algunos empiezan a usar el discurso de extrema derecha de Trump, empieza a aflorar el terrorismo de extrema derecha que conocen bien en EE.UU”, ha publicado también Pablo Echenique.

También desde Twitter, Alberto Garzón ha cuestionado a la justicia española por no considerar terrorismo el suceso del francotirador detenido pero sí se condene “a raperos por sus letras”.

Susana Díaz ha calificado de “gravísima” la noticia, y ha añadido que “es fruto del encanallamiento de la vida pública” en declaraciones a los medios a su entrada en el Senado para comparecer en la Comisión de Investigación de partidos. Asimismo, la presidenta de la Junta de Andalucía ha indicado que se vive un “clima irrespirable” motivado por la crispación, y ha abogado porque se tome nota y se abandone esa forma de hacer política.

“Afortunadamente tenemos unos buenos cuerpos y fuerzas de seguridad en el país, pero es grave y debemos tomar nota para abandonar la política de la crispación”, ha sentenciado, para luego añadir que no puede ni imaginarse “como se sentirá Pedro”.

Por su parte, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha puesto en valor la actuación de los Mossos d’Esquadra y ha explicado que “cuando estás en un cargo público, asumes riesgos de seguridad”.