Ciuadanos, el único partido que no ha participado en el reparto de sillas para renovar la cúpula del Consejo General del Poder Judicial, estalla contra el bipartidismo después de que haya saltado por los aires lo que ha definido como el «pacto de la vergüenza» entre los dos grandes partidos, PP y PSOE a quien exige disculpas por la imagen que se traslada de la Justicia española. «¡Qué vergüenza de país, donde la justicia está en huelga para pedir independencia judicial y los políticos de algunos partidos denigran la justicia!», ha asegurado el líder de Cs, Albert Rivera, este martes.

Estas duras críticas llegan unas horas después de que el magistrado del Tribunal Supremo Manuel Marchena haya retirado su candidatura a presidir el órgano judicial y el Tribunal Supremo después de que Ignacio Cosidó afirmara su intención de controlar la Sala Segunda del Alto Tribunal, presidida por este juez. El presidente de Ciudadanos ha alabado el gesto del magistrado, encaminado a mantener su independencia. «La dignidad la ha puesto Marchena y la vergüenza la han puesto (Pedro) Sánchez y (Pablo) Casado», ha declarado en una entrevista en Antena 3,  donde ha defendido que oponerse al control político de la Justicia «es un deber democrático y cívico».

Rivera pide a Casado y Sánchez «romper» el «pacto de la vergüenza» y apoyar su propuesta sobre la independencia judicial

Además, ha señalado que este «espectáculo» es especialmente grave en un momento en el que los tribunales deben juzgar a los líderes del proceso independentista catalán, una situación ante la cual cree que el presidente del Gobierno y el líder del PP «no han estado a la altura».

Por ello, ha pedido a ambos que «rompan el pacto de la vergüenza» sobre el CGPJ y apoyen en el Congreso la reforma de Ciudadanos, que plantea que los doce vocales que proceden de la carrera judicial sean elegidos directamente por los jueces, no por los partidos políticos. Según ha reiterado, esta será la siguiente proposición de ley que Cs lleve a votación en el Pleno.

La otra opción, según el líder de la formación naranja, es cambiar el sistema de nombramientos presentando enmiendas urgentes a la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que se tramita ahora en el Senado y que busca cambiar las normas de funcionamiento interno del CGPJ.