Política

Vox se querellará contra Susana Díaz por delitos de odio

Vox entra en el cuerpo a cuerpo con Susana Díaz y Abascal la llama "sinvergüenza"

logo
Vox se querellará contra Susana Díaz por delitos de odio
Santiago Abascal.

Santiago Abascal. EFE

Resumen:

Ni 24 horas después de que la candidata socialista a presidenta de la Junta de Andalucía otorgara un gran protagonismo a Vox en el debate televisado del lunes, el partido de derechas ha entrado  en el cuerpo a cuerpo con Susana Díaz. En un mitin este martes por la tarde en Huelva, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha arremetido contra la dirigente socialista por tachar a su partido de machista. “Será sinvergüenza…”, ha asegurado entre ovaciones, gritos de “presidente, presidente” y pitidos a la presidenta andaluza. “No hace falta que pitéis. Si la vamos a echar de San Telmo con nuestros votos dentro de muy poco“, ha anunciado.

“Nos llamó homófobos, nos llamó racistas, nos calificó con un montón de insultos que no nos caracterizan y que están muy lejos de lo que somos. Dijo que justificábamos la violencia machista. Será sinvergüenza. Pero cómo te atreves. Susanita, yo tengo dos hijas, tengo madre, tengo abuela, tengo esposa, y yo quiero una ley que las proteja de cualquier desaprensivo y maltratador. Pero tengo dos hijos y quiero una ley que también proteja a mis dos hijos de la denuncia falsa de cualquier desaprensiva. Queremos igualdad”, ha asegurado Abascal.

El líder de Vox también ha arremetido contra Manuela Carmena, “una sujeta como la alcaldesa de Madrid”, a la que acusa de criminalizar a los hombres por decir que “la violencia está encardinada en el ADN de la masculinidad”. Acto seguido, Abascal ha anunciado que se querellará mañana ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía contra Susana Díaz por afirmar que VOX es “machista” y acusarle de “justificar la violencia contra las mujeres”, amparado en el artículo 510 del Código Penal sobre delitos de odio.

Los candidatos a la Presidencia de la Junta se han vuelto a enzarzar este martes a cuenta de Vox, formación que ha ido ganando protagonismo a medida que avanza la campaña, y se han ido conociendo distintas encuestas que han puesto “en guardia” a los partidos con representación parlamentaria.

Los candidatos se enzarzan a cuenta de Vox

Vox no es un aliado “ahora mismo” para el cambio, ha dicho hoy el candidato del PP, Juanma Moreno, que ha acusado a la socialista Susana Díaz de alimentar “fantasmas” para introducir el miedo a los electores y distorsionar la campaña electoral.

La candidata de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha acusado también a la presidenta andaluza de “absoluta irresponsabilidad” por “hacerle la campaña a Vox“, partido que ha calificado como de “extrema derecha”, y ha dicho que espera que finalmente no entre en el Parlamento de Andalucía porque el pueblo “tiene memoria” de 40 años “de dictadura”.

Rodríguez se ha referido así al hecho de que Díaz preguntara -hasta cuatro veces anoche en el debate televisivo entre los candidatos- si el PP y Ciudadanos pactarían con Vox, con lo que “le ha hecho más propaganda de la que (Vox) ha conseguido en dos semanas de campaña”, ha asegurado. En este debate han terciado los dirigentes nacionales, que, sin ser muy claros al respecto, han querido dejar la puerta abierta al diálogo con otros partidos.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dicho que no le incomoda negociar con otros partidos constitucionalistas para gobernar en Andalucía y se ha mostrado abierto “a escuchar a otros grupos y ver qué condiciones ponen”.

“Cuando uno quiere gobernar, lo que toca es dialogar”, ha respondido al ser preguntado si están dispuestos a pactar con PP o Vox, si bien ha precisado que “no serán la muleta de nadie”. Según la candidata socialista, Susana Díaz, el discurso “xenófobo y machista” de Vox lo “blanqueó Pablo Casado y, cuando el PP y Ciudadanos no son capaces de decir que no van a unir su votos a este partido, es que es evidente que están echando números y no descartan su apoyo”.

Díaz se ha preguntado por qué el líder de Ciudadanos, Juan Marín, no usa la misma contundencia con Vox que cuando “dice que entregará el escaño antes de apoyar al PSOE”, y ha concluido que, como el PP, “están pensando” en su apoyo.

Desde La Carolina (Jaén), la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha sido más gráfica al asegurar que la pareja Pablo Casado y Albert Rivera “ha tenido un niño, Vox, y es su responsabilidad que hayamos entrado en este país a enfrentarnos a un discurso antidemocrático y peligroso”.

El presidente del PP, Pablo Casado, de campaña en la provincia de Almería, ha eludido hoy pronunciarse sobre los pactos, pero sí lo ha hecho desde Ronda (Málaga) el vicesecretario de Organización, Javier Maroto: “Si Ciudadanos decide apoyar a Juanma Moreno”, el PP estaría dispuesto a “liderar ese cambio”.

Por su parte, el candidato de Ciudadanos, Juan Marín, no ha querido expresar su opinión “sobre pactos con partidos que no tienen representación parlamentaria” y ha abogado por “esperar a la decisión de los andaluces para ver los resultados y a partir de ahí ver qué acuerdos se pueden llegar a poner encima de la mesa”.

La decimoprimera jornada de la campaña, en la que Díaz volverá a compartir cartel esta noche por segunda vez con Pedro Sánchez, ha coincidido con la huelga convocada por el Sindicato Médico Andaluz para denunciar el deterioro de la Atención Primaria, con un seguimiento que la Junta cifra en el 17,9 % y los convocantes en el 85 %.