Política

Viajeros de un AVE acceden al tren sin pasar por el escáner de equipaje debido a una avería

Adif reconoce que han sido "entre 50 y 60" los pasajeros a los que no se aplicó esta medida de seguridad y que sólo ha afectado a un servicio / La relajación de este control se produce pese a estar activado el nivel 4 de alerta antiterrorista

logo
Viajeros de un AVE acceden al tren sin pasar por el escáner de equipaje debido a una avería
La locomotora del AVE que salió este miércoles de Sevilla a las 8.45 horas, estacionado en Atocha a su llegada.

La locomotora del AVE que salió este miércoles de Sevilla a las 8.45 horas, estacionado en Atocha a su llegada. EL INDEPENDIENTE

Resumen:

Viajeros de un AVE del trayecto Sevilla-Madrid han accedido al tren este miércoles sin pasar el equipaje por el escáner de seguridad debido a una avería, según ha reconocido a El Independiente un portavoz del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). Ello ha evitado que el convoy acumulara un retraso significativo en su salida y que la compañía tuviera que hacer frente a eventuales devoluciones por incumplimiento del compromiso de puntualidad.

La avería se ha registrado cuando se iba a producir el embarque de los pasajeros que viajaban en el AVE 02081, con salida de Santa Justa a las 8.45 horas y llegada  a Madrid Puerta de Atocha -previa parada en Córdoba- a las 11.15 horas. El acceso al tren se inició apenas un minuto antes del horario previsto, logrando el personal de tierra que todos los viajeros estuvieran en el interior a las 8.49 horas para que partiera con tan sólo cuatro minutos de demora. Ese retraso se recuperó en el trayecto, de modo que el tren quedó estacionado en la vía 12B de la estación madrileña a las 11.16 horas.

De esta forma, la única medida de seguridad que se aplicó sobre parte del pasaje fue pasarles la raqueta o detector de metales de mano, sin revisar el contenido de las maletas. Algunos viajeros han mostrado a este diario su malestar con esta forma de proceder, que se produce tres semanas después de que tuviera que procederse al desalojo de dos vías de la estación de Sants (Barcelona) tras detectar un vigilante la presencia de una supuesta granada en el interior de una maleta tras pasar ésta por el escáner. Se trataba, en realidad, de una hebilla con forma de dicho explosivo.

Fuentes de Adif han dicho que la incidencia registrada en Sevilla se ha debido a un “problema de tensión” originado por la instalación de los nuevos escáneres, que generan más consumo. El fallo ha durado 17 minutos y no ha afectado a otros servicios, han agregado.

La relajación de esta medida de seguridad se produce pese a estar activado el nivel 4 de alerta antiterrorista

Las fuentes dijeron que, al no haber certeza de cuánto tiempo se necesitaría para que los equipos estuvieran nuevamente operativos y a fin de evitar que el tren partiera con retraso, se optó por que el embarque de “entre 50 y 60 personas” se hiciera eludiendo el control del escáner.

La relajación de esta medida de seguridad se ha producido pese a que en España permanece activado el nivel 4 de alerta antiterrorista desde hace más de tres años. En concreto, desde el 26 de junio de 2015, después de los atentados que ocurrieron en Francia, Túnez, Kuwait y Somalia. Se trata del penúltimo peldaño en la escala que se utiliza desde 2005 para evaluar el riesgo e indica que la posibilidad de que se registre un atentado terrorista es alta, pero no inminente.

De haber llegado al destino con más de 15 minutos de retraso, Renfe tendría que indemnizar a los pasajeros que lo solicitaran con una cantidad equivalente al 50 % del importe del billete (el 100 % si la demora supera la media hora). El tren tenía una configuración de 12 coches, con 36 butacas la mayoría de los vagones.