El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha eliminado la comida en los actos oficiales del Govern en señal de apoyo a los políticos presos que están en huelga de hambre: Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn.

Así, en la recepción de esta tarde a los representantes de las comunidades judías de Cataluña en el Palau de la Generalitat, no se ha llevado a cabo la degustación del “Sufganiot”, la tradicional pasta dulce hebrea. Torra ha explicado a los invitados que ya no se va a ofrecer ningún tipo de refrigerio en los actos organizados por el Govern, en apoyo a los presos en huelga de hambre. La recepción coincide con la celebración de la “Khanukà” (Janucá), que conmemora la victoria de los macabeos sobre los griegos en el siglo II antes de Cristo.

“Todas les circunstancias son diferentes, pero el significado de la “Khanukà” para el pueblo judío, la superación de la adversidad, es un mensaje universal”, ha afirmado el presidente catalán. Torra, según un comunicado de la Generalitat, ha advertido también de que “el auge de partidos de extrema derecha es un peligro y una amenaza para la democracia, la diversidad de culturas y la libertad”, tras el resultado de las elecciones andaluzas este domingo.