PolíticaESCÁNDALO EN EL SINDICATO POLICIAL

El líder de la UFP ve ahora un “error de transcripción” en el acta judicial que él firmó

Víctor Duque niega que él admitiera que la organización pagó por "servicios de prostitución" y asegura que la afirmación que se detalla en su declaración ante la juez era en relación a los pagos que se hizo desde el sindicato a páginas de contactos

logo
El líder de la UFP ve ahora un “error de transcripción” en el acta judicial que él firmó
Víctor Duque, interviniendo en un acto de la Unión Federal de Policía (UFP).

Víctor Duque, interviniendo en un acto de la Unión Federal de Policía (UFP). UFP

Resumen:

El secretario general de la Unión Federal de Policía (UFP), Víctor Duque, atribuye ahora a un error de transcripción que en el acta de su declaración ante la juez -documento que él firmó al término de su comparecencia- se detalle que el sindicato pagó gastos de “prostitución” y asegura que él en verdad se estaba refiriendo a los abonos realizados desde la cuenta de la organización a páginas de contactos en internet.

Duque ha enviado una carta al director de El Independiente por la que pide la rectificación de la información publicada por este diario la pasada semana titulada ‘El líder de la UFP reconoce que el sindicato pagó a prostitutas pero no sabe cómo ocurrió’. La noticia se basaba en el contenido literal del acta de la declaración que el máximo dirigente de este sindicato policial prestó en calidad de investigado ante la magistrada que lo investiga como posible autor de delitos de malversación de caudales públicos y apropiación indebida y en la que se lee: “Que los cargos que se produjeron en las tarjetas de prostitución desconoce cómo se pudieron cargar a cuenta del sindicato”.

En el escrito remitido a este medio, Víctor Duque sostiene que dicha manifestación se refería “única y exclusivamente” a los pagos realizados “desde un ordenador a páginas de la red”. El dirigente sindical niega que esos cargos fueran relativos a servicios de prostitución “como erróneamente se transcribe en el acta” y “como constará recogido en la correspondiente grabación”, asegura.

Con una tarjeta Visa corporate plata asociada a una cuenta de la Unión Federal de Policía en el Banco Popular y en la que figura como titular Víctor Duque se hicieron 69 cargos a la página de contactos badoo.com entre el 20 de noviembre de 2016 y el 21 de abril de 2018, según el extracto de movimientos que consta en las actuaciones que dirige la titular del Juzgado de Instrucción 32 de Madrid. El importe supera los 700 euros.

En su declaración judicial, el secretario general de la UFP aseguró que “no hubo manera de averiguar quién contrató esos  servicios” y se defendió diciendo que al menos tres personas del sindicato -la secretaria, la ex integrante del comité ejecutivo federal Beatriz Fernández y el responsable de informática- “conocían la numeración” de su tarjeta, sugiriendo que tal vez alguno de ellos pudo haber hecho uso de la misma.

Acta de la declaración judicial de Víctor Duque como investigado con la firma de éste (segunda rúbrica por la izquierda).

Acta de la declaración judicial de Víctor Duque como investigado con la firma de éste (segunda por la izquierda).

Duque pone en cuestión el contenido del acta de su declaración judicial casi dos meses después de que él lo firmara, de lo que se deduce que o bien lo rubricó sin leerlo o bien estaba entonces de acuerdo y no hizo objeciones por considerar que el texto reflejaba fielmente la esencia de sus manifestaciones. La firma, junto a otras tres, aparece al pie del folio siete (de ocho) y coincide con la que Duque plasmó en otros documentos que ha consultado este diario.

Diligencias de investigación

“No consta en ninguna diligencia policial ni judicial que con dinero o tarjetas de crédito o débito de la Unión Federal de Policía se hayan pagado servicios de prostitución ni en España, ni en Tánger, ni en ningún otro lugar, ni tampoco que se haya comprado ningún televisor a la también investigada Beatriz Fernández Montenegro o a su hermano Carlos”, sostiene Duque en la carta enviada por burofax a este diario.

En los interrogatorios a testigos que ya han declarado en sede policial, los investigadores han preguntado si el sindicato pagó servicios de prostitución por 411,37 euros. Ese importe corresponde con un gasto abonado el 1 de febrero de 2017 en un hotel de Tánger y se sufragó con una tarjeta asociada a la cuenta que la UFP tenía abierta en la sucursal del Banco Santander en la madrileña calle de General Ricardos, sita en el barrio donde el sindicato tiene su sede (Carabanchel).

La Policía Nacional también sospecha de otro pago de 52,95 euros realizado ese mismo día y con la misma tarjeta al Hotel Oumnia Puerto, un establecimiento de 106 habitaciones y ubicado en la bahía de Tánger. Cuando la juez le preguntó por ese gasto, Víctor Duque justificó ese viaje a la ciudad marroquí -donde coincidió con un íntimo amigo de Algeciras y un inspector jefe de Tarifa ya jubilado- porque tenía “una reunión con el Prefecto de la Policía de Tánger”.