Presidencia de la Generalitat ha desmentido que los presidentes Pedro Sánchez y Quim Torra vayan a mantener mañana una reunión de trabajo cara a cara. Fuentes del equipo de Torra han corregido a la vicepresidenta Carmen Calvo para advertir que el cara a cara entre los presidentes se reducirá a un «saludo protocolario» pero lo pactado entre ambos ejecutivos es una reunión en la que participarán además tres ministros y tres consellers.

Tras semanas de declaraciones públicas contradictorias, y de negociaciones privadas, Calvo ha asegurado hoy el habrá encuentro entre Pedro Sánchez y Quim Torra, desmintiendo de hecho lo que ayer noche se aseguraba desde el Gobierno catalán.

Ahora la Generalitat vuelve a fijar el acuerdo en una reunión de equipos, que se celebrará en el Palacio de Pedralbes mañana por la tarde, en el escaso margen temporal que dejarán los «plenos escoba» de las Cortes y el Parlament y la cena anual de Foment del Treball, a la que asistirán representantes de ambos ejecutivos, aunque ni Gobierno ni Generalitat han confirmado todavía la presencia de sus presidentes.

Calvo insiste en el cara a cara

Calvo ha subrayado esta mañana que no habrá por tanto una cumbre entre los dos gobiernos, sino esa entrevista entre sus presidentes este jueves. A ella se podría añadir alguna otra reunión como la que Calvo puede mantener con el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés.

«No habrá una reunión de dos gobiernos. Habrá una reunión de los presidentes y quizás tengamos alguna reunión como yo lo haría con el señor Aragonés y algún miembro más, pero no se trata de una reunión bilateral de gobiernos», ha aclarado.

Desde la Generalitat, por contra, insisten en que el encuentro participarán Torra, el vicepresidente Pere Aragonés y la portavoz Elsa Artadi y la consejera de Justicia, Ester Capella, lo que desmiente también el argumento de «cumbre económica» que se había planteado desde medios socialistas. De hecho, las mismas fuentes señalan que una vez cerrado el formato ahora se están negociando los contenidos del encuentro y advierten que si no se llega a un pacto sobre el orden del día no podrá haber reunión.

Calvo no ha confirmado que la cita entre los presidentes vaya a celebrarse en la tarde de mañana en el Palacio de Pedralbes y se ha limitado a señalar será en «algún lugar institucional de la Generalitat que resulte adecuado y cómodo» y que proponga el Ejecutivo de Torra.

La vicepresidenta ha querido recalcar la normalidad que debe tener una reunión entre el presidente del Gobierno y el de la Generalitat y ha negado que esa entrevista o las que puedan mantener otros miembros de los dos gobiernos pueda interpretarse como una agravio comparativo para otras comunidades