Política

Sigue la tensión en Barcelona tras el Consejo de Ministros: cargas en torno a la Llotja de Mar

Un total de 32 personas han resultado heridas de diversa consideración, aunque ninguna de gravedad

logo
Sigue la tensión en Barcelona tras el Consejo de Ministros: cargas en torno a la Llotja de Mar

Tensión entre Mossos y CDR este 21-D. EFE

Resumen:

Un total de 32 personas han resultado heridas de diversa consideración, aunque ninguna de gravedad, entre ellos veinte agentes de los Mossos d’Esquadra, en los incidentes por las protestas de los CDR contra la reunión en Barcelona del Consejo de Ministros. Incidentes que han continuado incluso después de la reunión y una vez que el gobierno de Pedro Sánchez ha abandonado la Llotja de Mar, donde se ha celebrado la cita y que caldean el ambiente para la manifestación convocada por las organizaciones soberanistas para este viernes por la tarde.

Según ha informado el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), hasta las 14.30 horas sus equipos han atendido a 32 personas, 27 de ellas por contusiones, aunque ninguna grave, por los incidentes protagonizados por los CDR, ante los que los Mossos han cargado en el Paral·lel, en Drassanes y en Via Laitena.

Entre los heridos figura un reportero de Intereconomía que ha sido agredido  por un miembro de los CDR, que le ha propinado un puñetazo en la nariz y que ha sido dado de alta “in situ” tras sufrir contusiones leves en la nariz.

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha lanzado un llamamiento a todos los ciudadanos que quieran manifestarse en Barcelona para que lo hagan “con normalidad, sin agredir a nadie y sin violencia”. “Hemos venido aquí a hacer un acto de afecto y aprecio a Barcelona, la octava ciudad del mundo y estamos trabajando por el bienestar de todos los ciudadanos”, ha dicho Celaá en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, que hoy se ha celebrado en la Ciudad Condal.

Celaá ha destacado que en esta reunión se han aprobado asuntos “de mucha importancia para España y Cataluña”, y ha aprovechado para manifestar el apoyo y solidaridad del Ejecutivo al periodista de Intereconomía, que ha sido agredido por un miembro de los CDR en las protestas convocadas en Barcelona, y le ha deseado una “pronta recuperación”.

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, también ha considerado que las manifestaciones y las expresiones de la libertad de las personas son “compatibles” y “lo importante es que sean pacíficas”.

La mañana ha sido intensa en Barcelona desde primera hora. Cortes de carreteras, cargas y diferentes cargas policiales -con los bomberos estableciendo un cordón de seguridad para separar a los agentes de los manifestantes- han caracterizado los minutos previos y posteriores a la reunión ministerial. Los CDR han pedido, sin éxito, que sus afines bloquearan la salida de los ministros que se encontraban reunidos y, a través de su cuenta de Twitter, han enviado un comunicado llamando a no dejar salir a los ministros.

Así, los Mossos detuvieron en un primer momento a cuatro personas, una de ellas por llevar todo lo necesario para preparar un artefacto explosivo, y a los otros por conductas violentas. Los agentes confirmaron que han sido agredidos con piedras de gran tamaño. Según La Sexta había un herido “sangrando abundantemente”.

Tres columnas hacia la Llotja de Mar

Desde las 9 de la mañana tres “columnas” de activistas de los Comités de Defensa de la República (CDR) avanzaban hacia el edificio de la Llotja de Mar, y desde la plaza Urquinaona, decenas de activistas formaban la autodenominada Columna 1 de octubre, que descendía por la Via Laietana hasta la Llotja de Mar.

Hacia el mismo sitio se dirigieron otros dos grupos de los CDR partiendo de otros puntos: la llamada “Columna Ingobernables” lo hacía desde la plaza Portal Nou, y la “Columna No pasarán” desde el paseo Lluís Companys.

Los activistas marcharon coreando consignas como Libertad presos políticosFuera las fuerzas de ocupación o Las calles siempre serán nuestras, cantando L’estaca y portando algunas banderas esteladas y de la II República.

Cargas en el Parelelo

Los Mossos d’Esquadra han debido emplearse realizando una breve carga en la avenida Paralelo de Barcelona para contener a un grupo de manifestantes que intentaba superar el cordón policial. Los manifestantes han intentado quitar las vallas y han lanzado algún objeto, pero los agentes han contenido el avance y han realizado una carga con sus porras para dispersarlos tras la llegada de refuerzos.

Los manifestantes habían quitado anteriormente una valla anterior, que posteriormente han vuelto a colocar junto a contenedores. Los Comités de Defensa de la República (CDR) han cruzado contenedores y los han rodeado de vallas para entorpecer el paso de la policía en la avenida Paralelo de Barcelona, tras las cargas de los Mossos d’Esquadra en esta zona, uno de los puntos con mayor tensión en el dispositivo del 21D.

En un apunte en Twitter, recogido por Europa Press, los Mossos han explicado que a las 9.48 horas ha habido incidentes protagonizados por encapuchados con ataques a la línea policial en la avenida Paral·lel. Además, los más de 500 manifestantes que se concentraban en la avenida del Paralelo se han desplazado a la avenida Drassanes sobre las 11 horas, donde han encendido botes de humo, mientras que los Mossos d’Esquadra han advertido de una “actuación policial inminente” por el lanzamiento de objetos y pintura a la línea policial.

En el Paralelo, los Mossos han tenido que hacer avanzar la línea policial para alejar a los manifestantes del cordón, después de que un grupo de manifestantes que protestaban contra el Consejo de Ministros han intentado superar el cordón, quitando las vallas y arrojando alguna a los agentes.