Un joven presuntamente herido en los altercados de ayer en Barcelona en las protestas por la celebración del consejo de ministros está ingresado en el Hospital Vall d’Hebron, donde le han extirpado un testículo tras un traumatismo en la zona escrotal, que asegura le causó un proyectil de foam, los sustitutos de las balas de goma que usan los Mossos d’Escuadra.

Así lo ha denunciado en las redes sociales varias personas que solicitan a otros manifestantes que proporcionen imágenes del momento en que el joven fue herido en las manifestaciones.

Fuentes del hospital han confirmado a Efe que el joven ha sido sometido a una intervención para extirparle un testículo tras ingresar ayer, procedente de Mutua de Terrassa, con un fuerte impacto en la zona escrotal, pero subrayan que no pueden certificar la causa del traumatismo.

Los médicos le han tenido que intervenir y su evolución es favorable, por lo que podría recibir el alta hospitalaria mañana mismo, han informado las mismas fuentes.

Los proyectiles de foam son los sustitutos de las balas de goma que utilizan los Mossos d’Esquadra, después de que el Parlament acordase prohibir el uso de este elemento antidisturbios tras las heridas oculares graves que dejaron sin visión a varias personas que recibieron impactos de pelotas de goma.