El líder de Vox, Santiago Abascal, ya ha reaccionado tajante a la información desvelada por El Independiente de la reunión, en la mañana de este 25 de diciembre, en la estación de tren de Jerez de la Frontera (Cádiz) entre los líderes andaluces de Ciudadanos, Podemos e Izquierda Unida: Juan Marín, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, respectivamente. «Así no se puede construir y no se va a construir una mayoría alternativa en Andalucía», ha remarcado en Twitter Abascal.

«Colocado el cordón sanitario. Ciudadanos rechaza sentarse con el partido de Ortega Lara, pero se sienta con los comunistas aliados de Otegui y de Torra. Así no se puede construir y no se va a construir una mayoría alternativa en Andalucía», es el texto escrito por el líder de Vox pocos minutos después de conocerse la reunión de las tres fuerzas políticas en la estación de Jerez el Día de Navidad.

El sábado pasado, Santiago Abascal culpó a Ciudadanos de una posible repetición de elecciones en Andalucía, y ha dirigido un mensaje al presidente del partido naranja, Albert Rivera, y al candidato a la Alcaldía de Barcelona que apoya dicha formación, Manuel Valls: «Nos veremos en las urnas».

Así lo expresó en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter en el que se hace eco de una entrevista a Manuel Valls en la revista Marie Claire, en la que quien fuera primer ministro de Francia sitúa a Vox como partido de «extrema derecha» y aconseja tener la «cabeza fría» con dicha formación a la hora de alcanzar pactos de gobierno en Andalucía.

En la reunión de este martes por la mañana, Marín, Rodríguez y Maíllo han tratado de la composición de la Mesa del Parlamento andaluz. El control de la misma es fundamental para procesos complejos como la propia investidura que se plantea a partir del próximo jueves, día 27 de diciembre.

Para no contar con Vox, Ciudadanos pide al PSOE que se abstenga en la Mesa, una propuesta que los socialistas rechazan de momento.

La Mesa está compuesta por 7 miembros: presidencia, tres vicepresidencias y tres secretarías.