Política

La mayoría absoluta del PP tumba la senda de déficit socialista en el Senado

Pese a contar con la aprobación del Congreso, PP, Cs, Coalición Canaria y Foro han votado en contra de los objetivos presupuestarios

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el Senado.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el Senado. EFE

El Pleno del Senado, con la mayoría absoluta del PP, ha rechazado hoy la flexibilización de los objetivos de déficit propuesta por el Gobierno socialista, con lo que decae la nueva senda presupuestaria pese a contar con la aprobación del Congreso.

Con 150 votos en contra, principalmente del PP pero también de Cs, Coalición Canaria y Foro, la senda de déficit para el periodo 2019-2021 solo ha contado con 97 votos favorables, entre ellos los del PSOE, Unidos Podemos, Esquerra Republicana, Grupo Vasco, PDeCAT o Compromís, además de con una abstención.

Se trata de la segunda vez que es rechazada, después de que el pasado mes de julio no lograra superar el primer trámite en el Congreso, algo con lo que ya contaba el Gobierno, que la volvió a presentar para cumplir con los trámites previos a la aprobación en enero de los Presupuestos Generales del Estado de 2019.

El Pleno del Senado ha estrenado así su capacidad de veto a la senda de déficit, la única que tiene, ya que en el resto de las leyes el Congreso siempre tiene la última palabra.

Hasta ahora esta capacidad de veto nunca se había utilizado desde que el PP la introdujo en 2012 por medio de una modificación en la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Montero, contra la «pinza de nostalgia» de PP y Cs

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha criticado este jueves el «rodillo de bloqueo» y las «chinas en el camino» del PP y Cs con su «pinza de nostalgia» en el Senado a la senda de déficit, porque constituye una «política de tierra quemada» en la que prima el interés «partidista».

Además, la ministra ha advertido que volver al déficit del 1,3% en 2019 conllevará un ajuste «imposible» de 18.000 millones; menores inversiones de las deseadas; e impacto en las comunidades autónomas y en la Seguridad Social donde subirán las cotizaciones para suplir los menores ingresos, asegura.

Antes de su intervención en el Pleno, Montero ha dicho a los periodistas que no tiene «ningún sentido» el rechazo del Senado a la senda cuando ésta ha sido aprobada de forma «contundente» y «masiva» por el Congreso e implica 6.000 millones de euros en gasto más que se han acordado con Bruselas.

En este sentido, ha asegurado que los «grandes perjudicados» de la no aprobación de la senda de déficit del Gobierno no serán los Presupuestos Generales del Estado de 2019, que el Gobierno aprobará en enero, ya que solo impacta en un décima, sino que afectará a las inversiones, que «no podrán crecer lo que gustaría al Gobierno», y deja sin 2.500 millones a las CCAA y sin otros 2.500 a la Seguridad Social para hacer frente a la vinculación de las pensiones al IPC.

El «agravio más grande» lo tendrán las CCAA, ha afirmado Montero, quien ha explicado que no han podido hacer sus presupuestos incorporando el margen de déficit, así como la Seguridad Social, puesto que tiene que incrementar las cotizaciones» para poder «suplir» la falta de recursos que le iba a llegar con la nueva senda.

Comentar ()