PP y Ciudadanos han alcanzado ya un acuerdo definitivo para la investidura de Juanma Moreno para la presidencia de la Junta de Andalucía. Y lo hacen blindando su acuerdo frente a Vox, puesto que ambas formaciones, señalan en el último apartado de un documento de siete puntos que «cualquier modificación  (…) requerirá el consenso expreso de PP y Cs». El pacto, que se ha dado a conocer a través de un tuit del secretario general popular, Teorodo García Egea, prosperará gracias al respaldo a Moreno de la formación de Santiago Abascal tras el acuerdo alcanzado a contrarreloj entre PP y Vox, después de la contraoferta de los populares a los 19 puntos «inasumibles» de la segunda formación.

Según el acuerdo de investidura entre PP y Cs, Ciudadanos manifestará a la presidenta del Parlamento andaluz su apoyo a Moreno «como único candidato a al presidencia de la Junta de Andalucía». Además, se anuncia el nombramiento del candidato «naranja», Juan Marín, como vicepresidente del gobierno autonómico, un ejecutivo que estará compuesto de un número inferior de consejerías y de delegaciones a los que hay en la actualidad, aunque no especifican su número. La estructura gubernamental, que se anunciará el fin de semana, se consensuará también por ambos partidos, y Vox no podrá influir en la organización de Gobierno.

Un gobierno «sin populistas»

«Prometimos cambio y traemos cambio», ha dicho Marín una vez rubricado el acuerdo por él y por Moreno.  Un acuerdo que trae «aire fresco» y pone fin a 40 años de gobiernos socialistas en Andalucía.  Tras recordar que el paso siguiente es que se convoque un pleno de investidura, ha agregado que ese gobierno «sólo será de so partidos constitucionalistas. Dijimos que no habría populistas en el Gobierno y no los habrá», ha añadido en alusión a Vox, partido que todavía no ha comprometido su respaldo al candidato popular.

Tanto Marín como Moreno Bonilla se han referido al acuerdo con la misma expresión: «Es un día histórico en Andalucía», ha dicho Marín en rueda de prensa; una afirmación que el candidato popular ha reiterado palabra por palabra a través de las redes sociales.

García Egea le ha traslado a Marín que las conversaciones con Vox «van por buen camino», pero que esos acuerdos ni vincularán al Gobierno ni afectarán al pacto programático. El dirigente «naranja» ha marcado distancias al afirmar que «yo no tengo ninguna negociación con Vox» y el entendimiento PP-Vox lo ha circunscrito a la actuación de los grupos parlamentarios en la Cámara andaluza. Las consejerías del nuevo gobierno andaluz, de haberlo, -en lo que Marín ha calificado de «día histórico para Andalucía», funcionará de manera coordinada.

Tras la reunión con Ciudadanos, García Egea y Maroto han vuelto a reunirse con la delegación del partido de Abascal, tras una cita esta mañana que se ha tenido que interrumpir por el viaje de Egea y Maroto a Sevilla.