Veinte años de militancia y un sinfín de cargos orgánicos y electos después, no han pesado lo suficiente como para que José Ramón Bauzá, permaneciera en el Partido Popular. Su argumento, expresado en una larga carta que remitió a varios medios, incluido el nuestro, lo reitera en charla con El Independiente y aporta nuevos detalles: «no puedo estar en un partido al que no voy a votar en el ámbito regional por su deriva nacionalista», insiste en alusión a su disconformidad con la política lingüística que defiende el actual líder del PP balear, Biel Company. Pero, quizá, lo más llamativo sea su lamento de que «hace meses pedí hablar con Pablo Casado y ha sido imposible».

Para seguir leyendo Regístrate GRATIS