Política

El jefe del Ejército amenaza a Guaidó: "Estamos dispuestos a dar la vida"

logo
El jefe del Ejército amenaza a Guaidó: "Estamos dispuestos a dar la vida"
El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, junto a generales chavistas durante una rueda de prensa en Caracas.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, junto a generales chavistas durante una rueda de prensa en Caracas. EFE

Resumen:

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, ha comparecido este jueves rodeado de militares para reforzar su apoyo al régimen de Maduro y alinear a la línea oficialista del Ejército contra Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional democráticamente elegida que este miércoles juró como presidente interino del país sudamericano. Padrino se ha referido al juramento como un «golpe de Estado» que «se está planeando contra Nicolás Maduro por parte de sectores de la derecha».

Según Padrino, los opositores a los que considera «golpistas», trabajan en coordinación con «agentes imperiales» y ha dicho que las Fuerzas Armadas trabajarán para «evitar a toda costa un enfrentamiento entre venezolanos». «Estamos dispuestos a dar la vida para defender a nuestra patria», ha dicho en tono amenazante hacia el final de su alocución, en una línea similar a la que ya había manifestado en Twitter ayer por la tarde.

Juan Guaidó juró como presidente interino de Venezuela este miércoles, asumiendo los poderes que le otorga la Constitución como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela que preside tras las elecciones del año 2015 en la que la oposición al chavismo consiguió una importante mayoría parlamentaria. Posteriormente, Maduro puso en marcha una Asamblea Constituyente paralela, despojó de poderes a la Asamblea Nacional surgida de las urnas y llamó a unas elecciones presidenciales, no reconocidas por la comunidad internacional y boicoteadas por la oposición.

El mandato original de Maduro terminaba por tanto el 10 de enero de 2019. Ni la oposición venezolana ni la comunidad internacional, liderada por Estados Unidos y la Unión Europea, reconocen la validez ni la legitimidad de las elecciones en las que se escuda Maduro para iniciar su segundo mandato. Por tanto, no le consideran actualmente un presidente legítimo, aunque discrepan en el siguiente paso.

Los Estados Unidos comparten la interpretación constitucional de que los poderes ejecutivos recaen ahora en Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional. Europa, por su parte, se ha limitado a pedir que se respeten sus derechos como presidente de la Asamblea y que Venezuela avance hacia unas nuevas elecciones democráticas. Sin aclarar quién las organizaría o quién mandaría en el país hasta entonces. «Tenemos que decidir cómo»,  ha declarado este jueves el ministro de Exteriores español, Josep Borrell, durante una rueda de prensa.

Padrino, igual que Maduro y los sectores de la izquierda europea que en las últimas horas tratan de desacreditar a Guaidó, se centran en ridiculizar su «autoproclamación». «Lo que ocurrió ayer es un evento reprochable, un hombre alzando la mano, autoproclamándose presidente, es un asunto gravísimo que atenta contra el Estado de Derecho», ha declarado el ministro de Defensa.

Este miércoles, Nicolás Maduro anunció que rompe las relaciones diplomáticas con Estados Unidos y ha dado 72 horas a los diplomáticos de ese país para abandonar Venezuela. Sin embargo, el gobierno de Donald Trump ya no reconoce la autoridad de Maduro y ha confirmado que sus delegaciones permanecerán en Caracas. Ante ese posible choque de legitimidades, la comunidad internacional espera con atención cuáles serán los pasos del régimen una vez se culmine ese plazo.

Comentar ()