Antonio Ledezma (una de las figuras más reconocidas de la oposición venezolana. Alcalde metropolitano de Caracas, reelegido con gran apoyo popular, ha sufrido la persecución del régimen de Maduro. Desde 2015 estaba detenido. Salió de Caracas, donde padecía arresto domiciliario, el 18 de noviembre de 2017 y desde entonces vive en España. Entonces prometió trabajar por la restauración democrática en su país y es a lo que se dedica.

Viaja allí donde cree que ha de explicarse cómo es la situación en Venezuela. “Desde el exilio quiero ser una extensión de la esperanza de los venezolanos de salir de esta dictadura”, decía nada más pisar territorio español. Ha seguido los detalles de la proclamación de Juan Guaidó como presidente encargado desde Washington. Hablamos con él por teléfono entre reunión y reunión.

Pregunta.- El 23 de enero ha sido una fecha histórica en Venezuela. Juan Guaidó se ha juramentado ante un enorme cabildo popular como presidente encargado. Sin embargo, Nicolás Maduro se aferra al poder y no parece dispuesto a ceder un ápice. ¿Qué puede pasar ahora en Venezuela?

Respuesta.- Nos espera la consolidación de la transición, que Juan Guaidó pueda cumplir con el compromiso de llevar al país a la democracia. Nos falta la élite de la Fuerza Armada Nacional. [El ministro de Defensa,, Valdimir Padrino, expresó su respaldo al presidente Maduro por Twitter]. La mayoría de la Fuerza Armada está disgustada por las arbitrariedades, están en contra de estos abusos. También ellos reciben el impacto de la escasez y el desbordamiento de la seguridad.

No estamos ante una autoproclamación de Guaidó. Su actuación tiene como base la Constitución»

P.- ¿Es una autoproclamación lo que ha hecho Guaidó?

R.- Juan Guaidó está dando los pasos dentro de la Constitución nacional. No es una auroproclamación lo que ha hecho. Tiene como base de actuación legítima la Asamblea Nacional, institución legítima de Venezuela. Hay condición de ilegitimidad por parte de Maduro, denunciado por el fraude del 20 de mayo (elecciones presidenciales convocadas por la Constituyente). Guaidó cuenta con un apoyo masivo del pueblo de Venezuela. Lo que ocurrió el 23 de enero no tuvo lugar solo en Caracas, hubo concentraciones en todas las ciudades más importantes de Venezuela.

P.- Pero es fundamental el apoyo del Ejército para que la transición pueda encaminarse.

R.- El pueblo de Venezuela y la comunidad internacional está a la espera de que las Fuerzas Armadas se pongan del lado correcto, del lado del pueblo. Hay un proceso de rebeldía militar, porque muchos están en desacuerdo con las arbitrariedades cometidas por Maduro. Saben que estamos en el lado correcto, en el lado constitucional.

P.- Maduro asegura que lo que ha pasado es un “golpe de Estado” propiciado desde Estados Unidos. Fue el presidente Trump el primero en apoyar al presidente Guaidó, e incluso lo anunció horas antes de la juramentación.

R.- Si esto fuera un golpe, sería un golpe propiciado por todos los países que están reconociendo la legitimidad de Guaidó. Hablamos de Estados Unidos, Canadá, Brasil, Colombia, Ecuador… el Grupo de Lima, con excepción de México, casi toda América Latina. Gran parte del mundo. Es una excusa a la que apelan estos caudillos que tienen un esquema anacrónico, que hablan del imperio, del imperio. Lo que ha pasado es producto de la lucha del pueblo venezolano.

No hay dos bandos en Venezuela. Es un pueblo oprimido por una camarilla

P.- Sin embargo, Maduro cuenta con la fuerza y, si hay movilizaciones, habría riesgo de mucha violencia. ¿Cree que puede desencadenarse una guerra civil?

R.- Más del 90 por ciento de la población quiere salir de esta locura. Es un pueblo oprimido por una camarilla, No son dos bandos. El régimen ha controlado la hegemonía de la violencia y la hegemonía comunicaciónal hasta ahora.

P.- ¿No ve posible que encarcelen a Juan Guaidó, como antes hicieron con Leopoldo Löpez, Juan Requesens, y muchos otros que desafiaron a Maduro? El Supremo venezolano ha dado orden al Ministerio Público de actuar contra quienes secunden las acciones de la Asamblea Nacional, que consideran nula y en desacato.

R.- En Venezuela no hay garantías jurídicas, ni de ningún tipo. Siempre hay ese riesgo latente. Pero asumimos esos riesgos.

P.- Usted conoce a Juan Guaidó. A muchos les ha sorprendido que sea quien encabece la oposición y protagonice el reto a Maduro. ¿Cuenta con el respaldo de toda la oposición?

R.- Es un joven valiente, sereno, que no tiene un discurso estridente. Ha asumido con gran responsabilidad este desafío. Joven valiente, sereno, no tiene un discurso estridente. Asume con responsabilidad este desafío. Efectivamente, cuenta con nuestro apoyo. Estamos nucleados en torno a él.

P.- ¿Qué le parece la respuesta de España? El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha hablado con Guaidó y se ha mostrado favorable a que haya elecciones libres pero no le ha reconocido como presidente legítimo.

R.- España se contradice con el compromiso que adquirió cuando dijeron que Maduro era ilegítimo. Si es ilegítimo, ha de actuarse de acuerdo con la Constitución. Hay un vacío de poder y es el presidente de la Asamblea Nacional al que le corresponde asumir de forma interina. Esperamos un respaldo más decidido de España. Tendría que traducirse en un reconocimiento pleno.