Política

Tezanos se defiende en el Congreso: “Nunca he falsificado un dato”

Niega el desprestigio del centro demoscópico bajo el argumento de que "aumenta el número de visitas a la pagina web y de descargas"

logo
Tezanos se defiende en el Congreso: “Nunca he falsificado un dato”
José Félix Tezanos, presidente del CIS, en el Congreso.

José Félix Tezanos, presidente del CIS, en el Congreso. EP

Resumen:

El presidente del CIS, José Félix Tezanos, ha defendido este miércoles su labor al frente de la empresa demoscópica tan cuestionada desde que está al frente de la misma. Comparecía Tezanos ante la comisión de Presupuestos, pero se ha convertido en un alegato sobre su honorabilidad profesional bajo la afirmación de que “nunca he falsificado un dato”. Tezanos, sociólogo, ha apelado a su currículo, a las 177 investigaciones empíricas que ha realizado a lo largo de su carrera profesional y a los 72 libros que ha escrito, para asegurar que falsificar un dato “es gastarse dinero para obtener una información que no es verídica”, que ha equiparado con falsear los datos de un análisis de sangre.

Tras defender que “no hay incremento de costes” a la hora de incluir la pregunta mensual sobre la intención de voto, que antes se hacía sólo en cuatro ocasiones durante todo el año, y que una buena muestra de que “el CIS no ha perdido prestigio es que aumenta el número de visitas a la pagina web y de descargas”, ha dicho de manera harto gráfica que “si pidiera que cambiaran un dato, me echarían a patadas” alguna de las 100 personas que trabajan en este instituto oficial.

La manipulación es la que se da en la “cocina”, un término “que no existe en el mundo científico porque es sinónimo de chanchullo y trampa”, precisamente lo que han hecho, dice, “periódicos que se han inventado encuestas de empresas que no existen”.

El presidente del CIS dice que el término “cocina” no existe en el mundo científico, pero sí en los “periódicos que se han inventado encuestas”

“Los datos fallan por la cocina”, ha dicho ante los representantes de la comisión de Presupuestos del Congreso. Se siente Tezanos víctima por su ideología. Arguye que apenas hay diferencias entre los datos primarios del CIS y los que publican otros medios. Además, “no todos los encuestados dicen su opinión”.

Pero la verdadera causa de la actual distorsión de los sondeos es, a su juicio, la aparición de dos actores políticos nuevos, Podemos y Ciudadanos”. Hasta 2015 “había bastantes probabilidades de estimar ese voto oculto a través de distintos métodos basados en el recuerdo de voto y la simpatía”. Pero surgen Podemos y Ciudadanos y ha habido “un cambio de paradigma”. Antes el 85 por ciento votaba siempre al mismo partido con un patrón de comportamiento bastante fijo, pero ahora, se ha defendido, solo el 33 pro ciento vota por el mismo partido. Cada vez se tarda más en tomar la decisión. Ahora el 40 por ciento de las personas se deciden durante la campaña, un 9 por ciento la última semana, y un 4 el día de la votación.

En definitiva, y tras aceptar que fracasó, pero no en solitario, a la hora de hacer la proyección de los datos en las últimas elecciones andaluzas, el valor de los sondeos del CIS no es tanto si acierta o no sino que “tiene mucha información de enorme actualidad”, aunque esa información vaya a costar a los contribuyentes 11,4 millones de euros en los próximos Presupuestos, nada menos que un 30 por ciento más que lo presupuestado para el año pasado.

Si en Andalucía se hizo “cocina” fue por la necesidad de asignar escaños. Pero aunque Tezanos insista en que su sondeo andaluz no distó mucho de los de otras empresas demoscópicas, lo cierto en que todas acusaron un desgaste del PSOE, mientras que la del centro oficial aventuraba que la socialista Susana Díaz podía llegar a revalidar los 47 escaños que tenía en la anterior legislatura autonómica.

Valoración de la Monarquía

La intervención de Tezanos ha venido precedida de las de los portavoces de los Grupos. Tanto PP como Ciudadanos le han pedido que deje de “manipular” los sondeos y “devuelva el prestigio” a una institución denostada incluso por sociólogos y politólogos de la izquierda. Precisamente, el portavoz popular, Víctot Piriz, le ha recordado los epítetos con los que se han calificado las proyecciones del CIS desde que él está al frente: “patinazo”, “fiasco”, “ridículo”, “burla”…. “Ha acabado con su credibilidad”, ha sentenciado. El único que que ha salido en su defensa ha sido el socialista Rafael Simancas, para defender que estamos “ante una institución importante” que justifica que tenga “los mejores presupuestos”. Por su parte, Podemos ha pedido que se incorpore el alguno de los sondeos la valoración de la Monarquía.