Un grupo de personas ha arrojado este viernes por la noche pintura a la fachada de la sede de la Fiscalía Superior de Cataluña, situada en la calle Pau Claris de Barcelona. Esta acción se ha producido en los aledaños de una manifestación que habían convocado los CDR desde el cruce entre Rambla Catalunya y la avenida Diagonal para protestar contra el juicio del proceso soberanista y el traslado de los presos a Madrid que se ha producido este viernes.

A la vez, a las 20.30 horas de este viernes se sigue celebrando una concentración de la ANC frente a la sede del Parlamento y la Comisión Europea (CE) en Barcelona, a escasos 200 metros de la Fiscalía, que varios manifestantes de la entidad han ocupado para entregar una carta dirigida al presidente de la CE, Jean Claude Juncker, en la que piden que actúe por la «vulneración de derechos» del Estado.

Los asistentes a la manifestación convocada por la ANC han logrado trepar al balcón de la Comisión Europea usando una escalera. Allí han colocado una pancarta en defensa de la autodeterminación de Cataluña y le han puesto un crespón negro a la bandera de la Unión Europea. Otro grupo de manifestantes ha conseguido entrar al hall del edificio.

Al mismo tiempo, en la concentración de los CDR, a la que también han asistido radicales de Arran, los manifestantes han lanzado huevos y pintura también contra la sede de la consejería de Interior, dirigida por Miquel Buch, al que acusan de ser «cómplice de la represión». Frente a Interior, algunos encapuchados también han encendido bengalas.