La Asamblea Nacional de Venezuela ha designado este miércoles a Antonio Ecarri Bolívar como embajador en España, según informa la Cadena Ser. El Gobierno de Pedro Sánchez anunció el martes que reconocía al presidente interino Juan Guaidó con el fin de que convoque elecciones.

España y otros 20 países de la Unión Europea han dado su visto bueno a Guaidó como la persona encargada de convocar elecciones libres y democráticas. Ecarri Bolivar es vicepresidente del partido Acción Democrática y diputado de la Asamblea Nacional por el estado de Carabobo.

El representante de Maduro en España es Mario Isea. El Gobierno de Sánchez debería dar su placet al nuevo embajador de Venezuela, en consecuencia con el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino.

Publica artículos de opinión en El Nacional, que edita Miguel H. Otero. En el último que puede verse publicado Ecarri Bolívar señala que «la gran mayoría de los países del mundo, aliados a la alternativa democrática venezolana, nos reclama coherencia y unidad para presionar por elecciones libres y justas, así que la política a desarrollar debe ser la de acompañar la única vía que podrá presionar con fuerza a los radicales del gobierno, a ceder y abrir los caminos democráticos para salir de esta encrucijada terrible que vivimos todos».

Guaidó sí, embajadores no

La Asamblea Nacional tenía previsto designar el miércoles a los embajadores ante los países que han reconocido ya a Juan Guaidó. Sin embargo, una carta del ministro de Exteriores de los Países Bajos, Stef Blok, ha sorprendido al órgano legislativo, que preside Juan Guaidó.

Los Países Bajos reconocen a Guaidó, pero advierten que no consideran este paso vinculado a aceptar nuevos embajadores. El jefe de la diplomacia holandesa, Stef Blok, da cuenta de esta carta en su cuenta de Twitter.

«El reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino no conduce a ninguna  obligación legal como la ruptura de relaciones diplomáticas. El Reino seguirá manteniendo relaciones diplomáticas y consulares con los representantes de Maduro ahora que la autoridad efectiva está en sus manos», señala la misiva, dirigida a la Asamblea Nacional.

Diversos países de la Unión Europea están tratando de que la Asamblea Nacional retrase el anuncio de los nombramientos, ya que se verían obligados a pronunciarse como los Países Bajos, o bien a romper con Maduro, como ha hecho Estados Unidos.

La Administración Trump sí que ha aceptado a Carlos Vecchio, de Voluntad Popular, como embajador en Washington. España ha de elegir la vía holandesa o la estadounidense.