La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha defendido este jueves que el Gobierno haya aceptado la figura de un relator en el diálogo para la crisis en Cataluña y ha cargado contra Pablo Casado por acusar «injustamente» a Pedro Sánchez de traición. Recuerda al PP que Mariano Rajoy usó mediadores en el diálogo con la Generalitat en distintos momentos del procés independentista y se pregunta si Casado también calificaría a Rajoy de traidor.

En declaraciones en RNE recogidas por Europa Press, Narbona ve «injustificable» e «intolerable» las acusaciones de Casado contra el presidente del Gobierno. La figura del relator que el Ejecutivo ha aceptado para que dé cuenta de las conversaciones en la mesa de partidos políticos en Cataluña ha provocado un incendio político, con PP y Ciudadanos llamando a una manifestación este domingo en Madrid para visibilizar el rechazo al Gobierno socialista.

Ante esto, Narbona recuerda al PP que presidentes populares como Mariano Rajoy o José María Aznar emplearon mediadores para llevar a cabo conversaciones con la Generalitat o ETA, respectivamente. «Le preguntaría si cree que Aznar o Rajoy que usaron mediadores, en particular en 2014 y 2017 con la Generalitat, cree que puede acusar a Rajoy de alta traición como hace ahora con el presidente del Gobierno», ha espetado.

La presidenta del PSOE pregunta al líder del PP si acusaría de «alta traición» al ex jefe del Ejecutivo

La dirigente socialista ha alegado que «nada que haya hecho» el Gobierno en relación con Cataluña que se puede tachar de «riesgo para la Constitución». Así, ha defendido que Sánchez ha actuado dentro del marco de la Constitucion y del Estatuto.

Con respecto a las críticas internas que ha generado en el seno del PSOE este asunto, del que barones como Emiliano García-Page o Javier Lambán han mostrado abiertamente su desacuerdo, Narbona ha asegurado que en este momento no se prevé la convocatoria de ningún órgano del partido.

García-Page solicitó, en medio de la polémica, que se convoque el Comité Territorial del partido para estudiar la propuesta del relator, algo que Ferraz por el momento desoye. «Cualquier discrepancia interna tiene cauce para ser reconducida. Este es un partido en el que se puede discrepar, pero lo que nos une es lo mismo, en todos los territorios que se aprueben los Presupuestos significa millones de personas que pueden beneficiarse», ha indicado.