El diputado del PDeCat Jordi Xuclà ha advertido esté jueves de que la movilización de PP, Cs y Vox contra el Gobierno de Pedro Sánchez puede tener una consecuencia inesperada: la aprobación de los Presupuestos socialistas. «Tenemos que tomar nota de lo que pase en Madrid el domingo para no facilitar que lleguen al poder los que quieren un 155», ha explicado en Al Rojo Vivo de La Sexta.

Xuclá ha sido muy crítico con la convocatoria del próximo domingo en la Plaza de Colón en Madrid y ha arremetido duramente contra Pablo Casado, líder del PP, de quien ha afirmado Casado está haciendo «esfuerzos meritorios para ser un alumno aventajado del señor Aznar». En el mismo sentido, sostiene que el PP va a rebufo de Vox, quien también se ha sumado a la protesta del domingo: «Creo que el PP está dando carta de naturaleza a Vox. El original siempre es mejor que la copia», sostiene.

Respecto a la figura del «relator» acordada con el Gobierno para intervenir en la mesa de partidos, el parlamentario catalán sostiene que «el hecho de que alguien pueda facilitar el diálogo forma parte de la democracia».

Sorpresa en el PDeCat

Las afirmaciones de Xuclà no parecen tener, sin embargo, mucho apoyo en su partido, en el que han insistido hoy en que es muy difícil que el PDeCat no registre mañana la enmienda a la totalidad a los presupuestos de Sánchez. No es la primera vez que el portavoz neoconvergente en el Congreso expresa una posición mucho más cercana al Gobierno del PSOE que el conjunto de su partido, centrado en las exigencias de un marco de diálogo oficial sobre el derecho a la autodeterminación de Cataluña.

En los mismos términos se ha expresado hoy la portavoz del Govern y dirigente de JxCat, Elsa Artadi, quien ha asegurado que están lejos de apoyar las cuentas del Gobierno. Artadi ha lamentado que no ve opciones de «tener nada con garantías para mañana y no presentar la enmienda a la totalidad de los presupuestos». Pese a ello, la consellera siempre ha insistido en que hay margen hasta el próximo miércoles, cuando las enmiendas se votarán en el Congreso.

Esa es la auténtica fecha límite con la que trabajan Artadi y Pere Aragonés en sus conversaciones con Carmen Calvo. Conversaciones que hoy reemprenderán los tres protagonistas del diálogo entre Gobierno y Generalitat, después de la crisis provocada ayer por el reconocimiento por parte del Gobierno de que aceptaba la figura de un «relator» pero para facilitar el diálogo en la mesa de partidos catalanes que ya se ha reunido dos veces en Barcelona.

Desde la Generalitat niegan tajantemente que la mesa de diálogo negociada con el Gobierno se circunscriba exclusivamente a los partidos catalanes, reclaman un nuevo espacio de negociación entre partidos y aseguran que Calvo admite también ese escenario en sus reuniones, aunque después lo niegue ante los medios de comunicación. De hecho, Artadi ha asegurado hoy que tienen «por escrito» el compromiso del Gobierno con esa mesa en la que participarían PSOE y Podemos.

Si finalmente el acuerdo no llega antes de la votación de las enmiendas a los presupuestos, Artadi ha expresado su confianza en que Pedro Sánchez «tenga altura de miras» y no abandone esta negociación con la Generalitat.