Política SGAE

El presidente de la SGAE se disculpa tras insultar a su directiva: "No volverá a ocurrir"

El músico José Ángel Hevia reacciona a las informaciones adelantadas por 'El Independiente'

logo
El presidente de la SGAE se disculpa tras insultar a su directiva: "No volverá a ocurrir"
El músico José Ángel Hevia, presidente de la SGAE.

El ya ex director de la SGAE, José Ángel Hevia EUROPA PRESS

Resumen:

El presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), el músico José Ángel Hevia, se disculpa por la expresiones utilizadas en la última Junta Directiva de la entidad en la que, tal como desveló El Independiente, profirió insultos a sus miembros y abandonó repentinamente la reunión al grito de «¡que os follen!«. El gaitero apunta a que el «ambiente de crispación» que reinó la sesión le «llevó» a lo que considera una «expresión desafortunada».

«Lamento que el ambiente de crispación en que se desarrolló la sesión de la Junta Directiva del pasado 7 de febrero me haya llevado al uso de una expresión desafortunada», señala Hevia en declaraciones a este medio. «No volverá a ocurrir», zanja el gaitero. La reunión del pasado jueves duró algo más de cinco horas y estuvo marcada por los exabruptos de su presidente, según relatan varios miembros asistentes, que destacan los «insultos» y «amenazas» que se pudieron escuchar en la sala Manuel de Falla donde se celebró la Junta.

El ambiente se tensó al máximo después de que Hevia no consiguiera sacar adelante la moción de confianza que había propuesto para destituir al secretario general de la SGAE, Carlos López Sánchez. Aunque había un acuerdo unánime para posponer sine die este asunto el presidente se negó a posponerlo y forzó la votación. La primera votación tuvo que ser invalidada después de que Hevia reconociera haber emitido dos papeletas, pero en el segundo recuento ganó la opción de mantener al gestor López Sánchez. Un hecho que, según relatan distintas fuentes, hizo estallar en cólera al presidente de la sociedad, que abandonó abruptamente la reunión al grito de «¡que os follen!».

Niego rotundamente que haya amenazado a ningún miembro de la SGAE», dice Hevia

Los testigos relatan cómo Hevia, a lo largo del debate, leyó «informes absolutamente confidenciales» que afectaban a personas allí presentes y que estaban elaborados a partir de datos internos a los que tenía acceso por su cargo en la Presidencia. Las mismas fuentes cuentan cómo a lo largo de la sesión amenazó al resto con difundir más información confidencial, un extremo que el presidente niega tajantemente.

Después de abandonar la sala durante casi una hora, y después de oírse distintos golpes de objetos arrojados en distintas dependencias de la sede, Hevia volvió a la sala de reuniones con varios papeles que, según afirman los asistentes, serían más informes relativos a miembros de la Junta Directiva.

En sus declaraciones a este medio, Hevia rechaza estas acusaciones. «Niego rotundamente que haya amenazado a ningún miembro con la revelación de información confidencial, algo que he padecido en primera persona y que constituye un grave delito», destaca el presidente de la SGAE.