Pedro Sánchez trata de convertir el rechazo de los partidos independentistas a su proyecto presupuestario en su mejor baza electoral. El presidente de Gobierno ha endurecidos ostensiblemente sus críticas a ERC y PdeCat, marcando distancias con el separatismo de cara a la campaña electoral, y no ha dudado en acusar al independentismo de “tener miedo al diálogo” ante la posible rebelión de los “elementos más radicales” del movimiento independentista. “Ustedes prefieren un Gobierno del PP porque ustedes viven del conflicto”.

Sánchez respondía así al senador de ERC Joaquím Ayats este martes en el Senado, durante la última sesión de control al Gobierno antes de que se disuelvan las Cortes por el adelanto electoral. El republicano le ha recordado al líder del Ejecutivo cómo se levantaron “unilateralmente” y “mediante un menaje de Whatsapp” de la mesa de negociación con las fuerzas separatistas después de la polémica del “relator”.

A esto, el presidente ha respondido abroncando a los secesionistas por haber rechazado sus cuentas. “Han pedido cosas imposibles”, ha criticado. “Ustedes dijeron ‘o aquí se habla de autodeterminación o aquí no se aprueban los presupuestos”. Sánchez ha destacado que su proyecto presupuestario incluía “2.200 millones de euros precisamente para resolver las crisis sociales consecuencia de los recortes”, al tiempo que ha endurecido sus críticas contra los secesionistas: “Ustedes han renunciado a hacer política, han renunciado a gobernar en Cataluña”.

Continuar con el viaje a ninguna parte del independentismo no es ser valiente”, dice Sánchez

“Ustedes nunca quisieron dialogar, tienen miedo a dialogar, ustedes quieren vivir de la crisis de Cataluña. Los extremos se tocan y ustedes vivían mucho mejor con un Gobierno del PP, que quiere vivir del conflicto de Cataluña y no solucionarlo”.

El senador republicano ha replicado cargando contra Sánchez. “No tienen las agallas de resolverlo porque tienen miedo a la ultraderecha”, ha criticado Ayats. “El PSOE hace años que ha renunciado a plantar cara a la derecha”. En este punto, Sánchez ha replicado que “la valentía es sentarse en una mesa de diálogo negociar dentro de la legalidad. Continuar con el viaje a ninguna parte del independentismo no es ser valiente”, ha proseguido.

“Tienen miedo a que los elementos mas radicales del independentismo les digan que son unos traidores. El problema es que se tienen que enfrentar a sus propios fantasmas, cabalgan sobre un tigre, que es el tigre del independentismo y les acabará devorando como le ocurrió al PdeCat”.