Política

El Congreso tumba los Presupuestos de Pedro Sánchez y aboca a elecciones

logo
El Congreso tumba los Presupuestos de Pedro Sánchez y aboca a elecciones
Pedro Sánchez y Carmen Calvo, en el Congreso.

Pedro Sánchez y Carmen Calvo, en el Congreso. EP

Resumen:

Ocho meses después, la aventura gubernamental de Pedro Sánchez con sólo 84 diputados toca a su fin. Su firme intención de demostrar que era posible gobernar con el apoyo de Podemos, los nacionalistas y los independentistas, se vuelve ahora un espejismo de imprevisibles consecuencias para el escenario político español. La intransigencia de ERC y PDeCAT a la hora de separar el juicio a los líderes del proceso independentista de la tramitación presupuestaria ha sepultado las esperanzas de Pedro Sánchez de mantenerse en el poder hasta junio de 2020. A pesar de la estrategia de apaciguamiento y la operación diálogo con el Govern, los votos independentistas, junto a los del PP, Cs, Coalición Canaria, Foro Asturias y UPN han tumbado este miércoles el proyecto de Presupuestos Generales del Estado y abocan a un adelanto electoral que Moncloa ya no esconde. La decisión de Pedro Sánchez sobre los comicios se dará a conocer al término del Consejo de ministros del viernes.

El Gobierno sólo ha contado con el apoyo de PSOE, Unidos Podemos, PNV, Compromís, y Nueva Canarias a pesar de sus esfuerzos por atraer el respaldo de los independentistas catalanes con inversiones, infraestructuras, diálogo «sin cortapisas» y hasta la figura de un relator en las negociaciones entre Pedro Sánchez y el presidente de la Generalitat, Quim Torra. El bloque de la moción de censura se ha roto, las cuentas son devueltas al Consejo de Ministros y el escenario electoral toma cuerpo.

Tanto la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, como la portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, han convertido el debate presupuestario  en argumentario electoral con importante tono mitinero en algunos momentos. “Señorías, desde este Gobierno en apenas ocho meses hemos hecho más por la justicia social, la regeneración democrática y la modernización de nuestra economía que en los siete años previos”, ha asegurado Montero, mientras Lastra ha arremetido contra los grupos de ERC y PDeCAT. «Hoy votarán con esta derecha que pide aplicar un 155 perpetua y que quiere ilegalizar a los partidos políticos independentistas», les ha reprochado.

Tras su fracaso con los Presupuestos, el presidente del Gobierno intenta a partir de ahora convertir su debilidad en una oportunidad con unas elecciones inmediatas, probablemente el 28 de abril, que aprovechen la coyuntura y permitan al PSOE ocupar el centro político que entiende que Ciudadanos ha abandonado al fotografiarse con el PP y Vox el pasado domingo en la manifestación por la unidad de España celebrada en Madrid. «Rivera se me hace el ofendidito, pero el domingo se retrataron de la manita de los nazis», ha asegurado esta mañana Lastra en la tribuna del Congreso.

El centro sociológico es el espacio de las grandes victorias electorales y Sánchez entiende que ahora está a su alcance. Al discurso en contra de las “tres derechas” que Podemos y el PSOE han activado se suman otros argumentos. En Moncloa abogan por no disputar esa batalla sólo en el campo ideológico, sino también en el de los valores, como ocurrió en las primarias y en la moción de censura, ambas de forma exitosa para Sánchez. En este caso, el presidente del Gobierno se presentará como el líder de la moderación en contraste con el “frentismo” del que acusa a PP, Cs y Vox, a los que señala como instigadores del enfrentamiento, la crispación y la mano dura contra Cataluña.

Mientras, la oposición también se prepara para la contienda. «Su huida ha acabado, convoque elecciones cuanto antes”, instó el martes Pablo Casado (PP) a Pedro Sánchez, ironizando sobre su argumento de que la ruptura con los secesionistas catalanes se debe a su reclamación de un referéndum de autodeterminación. «Esto es como en la película Casablanca, cuando se exclama ¡qué escándalo, aquí se juega!, mientras se recogen las ganancias. ¡Qué escándalo, los independentistas son independentistas!», reprochó el líder del PP.

“Sólo quieren los Presupuestos para tener un poco más de gasolina para seguir en el poder. Pero gobernar no es eso, es tener un proyecto de futuro y unas mayorías que Pedro Sánchez no tiene. ¿Qué podía salir mal si la economía la llevaba Podemos y la política nacional Torra?”, añadía el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.