Es la primera pregunta, aparentemente debía ser la más sencilla pero ha terminado por ser la más polémica. “1.- Sexo: 1) Chico 2) Chica 3) ‘Otras opciones’”. La están respondiendo durante todo este mes escolares de 9 y 10 años y de 13 y 14 en los centros educativos navarros dentro de la encuesta socioeconómica y cultural que la consejería de Educación lleva a cabo cada año.

Este curso es la primera ocasión en la que se incluye en el cuestionario y sin duda, la primera en la que a la hora de preguntar el género sexual a cada alumno se abre una tercera vía, ‘otras opciones’.

El PP ha considerado “aberrante” que se incluya una pregunta así en un cuestionario dirigido a niños y ha exigido al Gobierno de Navarra que la retire. La presidenta de los populares, Ana Beltrán se ha mostrado “indignada” por el hecho de que se cuestione a los escolares “si son chicos, chicas o un perro, un gato o un ornitorrinco”.

La consejera de Educación, María Solana ha defendido la inclusión de la pregunta tras constatar que existían alumnos que no se sentían incluidos en la categoría chico/chica. Ha defendido en el Pleno del Parlamento foral que “es una realidad” que se debe aceptar, “ha habido quien nos ha pedido esa categorización”, ha asegurado, y que por tanto la sociedad se debe “adaptar a los tiempos”. Solana ha señalado que algunas formaciones tan sólo pretenden desviar “el foco de atención” y generar “una polémica”.

4º de Primaria y 2º de ESO

La encuesta, en la que también se incide de manera mayoritaria sobre el uso y contexto idiomático y de uso del euskera de los alumnos, ha comenzado a hacerse este mes entre los alumnos de 4º de Primaria y de 2º de ESO. Se trata de un cuestionario que se completa de modo on line en los propios centros educativos.

La presidenta del PP en Navarra ha denunciado lo que considera que es un progresivo proceso de “ideologización” en el sistema educativo navarro por parte del Gobierno que preside Uxue Barkos. Beltrán ha exigido al Ejecutivo “que dejen de tocar a nuestros hijos, basta ya”. Ha defendido la libertad de los padres para educar del modo que consideren más adecuado y de acuerdo a sus convicciones “religiosas y morales”.

En sentido similar se ha manifestado Unión del Pueblo Navarro (UPN), cuyo presidente, Javier Esparza ha denunciado que en el sistema educativo navarro se está imponiendo “el pensamiento único”. Ha considerado “un disparate” que a niños de nueve años se les pregunte “lo que aquí se les está preguntando”.

La polémica llega después de meses de enfrentamiento por otra cuestión educativa que ha suscitado un enfrentamiento entre el PP y UPN con el Ejecutivo de Barkos. El intento por implantar un módulo de educación sexual, denominado ‘Skolae’, en el que se incluía contenido de conocimiento sexual para niños suscitó una profunda polémica en Navarra. El programa, ya en marcha en algunos centros, incluye una ficha en la etapa infantil, 0 a 6 años en la que se abordar «la curiosidad sexual y juegos eróticos infantiles». Este contenido provocó un profundo rechazo por parte de las formaciones de la derecha y de organizaciones de padres y madres, así como del ámbito educativo navarro al considerar que se trata de un intento de adoctrinamiento.